La falta de trabajo impulsa fuerte emigración de España

13 diciembre, 2011

Giro de 180 grados. En esta década, la emigración volverá a superar a la inmigración en España. Según las proyecciones del Instituto Nacional de Estadística (INE), cada año se marcharán medio millón de personas por la falta de trabajo y perspectivas. En torno al 10%, españoles.

Hay mil razones ahora en España: por falta de trabajo, de oportunidad, y hasta por desilusión y decepción sociopolítica.

“El país propio deja de ser de algún modo el país apropiado, deja de ser opción”, dice Mónica Muriana, periodista, aquí retratada junto a su joven familia, pensando ya en abandonar el lugar en que vive. “No me gustaría estar mucho tiempo fuera, pero tampoco volveré a cualquier precio”. “Es un goteo incesante de savia nueva que sale sin ruido de España”.

Un 64% de los españoles que buscan trabajo estarían dispuestos a irse por necesidad. La recesión se ceba con los extranjeros, regresar a su país vuelve a ser una salida. Y uno se va. Las ilusiones perdidas, titulaba Concha Caballero, profesora de literatura y exportavoz de IU en el Parlamento andaluz, un artículo en EL PAÍS: “No hay estadísticas oficiales sobre ellos. Nadie sabe cuántos son, ni adónde se dirigen. No se agrupan bajo el nombre oficial de emigrantes.

Son, más bien, una microhistoria que se cuenta entre amigos y familiares. ‘Mi hija está en Berlín’, ‘Se ha marchado a Montpellier’, ‘Se fue a Dubai’, son frases que escuchamos sin reparar en el significado exacto que comportan. Escapan a las estadísticas de la emigración porque suelen tener un nivel alto de estudios y no se corresponden con el perfil típico de lo que pensamos que es un emigrante. Quizá en las cuentas oficiales figuren como residentes en el extranjero, pero deberían aparecer como nuevos exiliados producto de la ceguera de nuestro país”.

¿EXILIADOS?

Los emigrantes económicos vuelven a ser una realidad en España (lo fueron durante todo el siglo XX y dejaron de serlo a finales de los ochenta). Nadie lo hubiera creído hace apenas un lustro.

España ocupa el puesto número ocho en el top ten de países con mayor número de inmigrantes internacionales, según el MPI (Migration Policy Institute) en 2010, recuerda EL PAÍS, en su portal.

La población extranjera suma 5,7 millones de personas. Pero la reciente proyección de la población de España, dio la alarma que marca el comienzo del giro del péndulo: si se mantienen las tendencias actuales, la población española se reduciría hasta los 45,6 millones en 10 años.

SALDO MIGRATORIO

El saldo migratorio será negativo a partir de 2011, ya que el número de 450.000 inmigrantes nuevos se verá compensado por la marcha al extranjero de 580.850 personas.

Fuente: lanacion.com.py


Compártenos y Síguenos!!:
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Google Bookmarks
  • MySpace

Previous post:

Next post: