Colectivos escolares y redes de maestros que hacen investigación desde la escuela

23 diciembre, 2011

Imagen Colectivos escolares y redes de maestros que hacen investigacion desde la escuela
Hablar de los colectivos escolares y las redes de maestros que hacen investigación desde la escuela, lleva a realizar una mirada histórica acerca de una experiencia pedagógica que vienen sosteniendo los educadores de la región a efectos de pensar en formas alternativas para la organización colectiva y la formación docente. Esta experiencia se construye y organiza a partir de ideas tales como el “trabajo en red” y el “encuentro”.

Y tiene como fundamento político-pedagógico la democratización del conocimiento. En este sentido, en el devenir histórico del movimiento, ha tomado una relevante centralidad lo que los mismos educadores vienen constituyendo como “Encuentros iberoamericanos de colectivos y redes de educadores que hacen investigación desde la escuela”. Este es un espacio de construcción colectiva que, dentro de sus principales propósitos, tiene la defensa de la educación pública y el reconocimiento de los docentes como trabajadores-intelectuales del conocimiento pedagógico.

Comienzo y devenir una experiencia pedagógica colectiva En el año 1992 un grupo de educadores y educadoras de América Latina y España decidieron reunirse en la ciudad de Huelva, para encontrarse y reflexionar sobre ciertos ejes y problemáticas educativas. Las discusiones se centraron en el diseño y el desarrollo curricular, en los procesos de transformación  de la escuela y en el papel de los maestros en esas transformaciones.

Esta reunión se instituyó como el “I Encuentro iberoamericano”. A partir de ahí se acordó seguir realizando este tipo de encuentros y, a partir de esas ideas, se desplegó un proceso de sucesivos encuentros. El Segundo de ellos se realizó en México en el año 1999, el tercero en Colombia en el año 2002, el cuarto en Brasil en 2005, el quinto en Venezuela en el 2008 y el sexto de estos encuentros se realizó recientemente en Argentina durante el año 2011.

En los sucesivos iberoamericanos se fueron sentando las bases para que los educadores y las educadoras pudieran “encontrarse” para compartir sus diversas experiencias y debatir a partir de sus propios trabajos de investigación que realizan desde las escuelas.

Características básicas de los encuentros iberoamericanos Estos encuentros se efectúan con una periodicidad trianual, en el país de una de las redes convocantes.

En la actualidad redes son: Red rie (Red de Investigación en la Escuela) de Brasil. Red cee (Red de Cualificación de Educadores en Ejercicio), Movimiento Expedición Pedagógica, redlenguaje (Red Latinoamericana para la Transformación de la Formación Docente en Lenguaje), Red esmaestro (Escuela del Maestro, Medellín) de Colombia. Red ires (Investigación y Renovación Escolar) de España. redieem (Red de investigadores educativos Estado México), Red rete (Red Estatal para la Transformación Educativa en Michoacán), Red lee (Red de Lenguajes por la Transformación de la Escuela y la Comunidad) de México. cpdhiec (Colectivo Peruano de Docentes que Hacen Investigación e Innovación desde su Escuela y Comunidad) de Perú. Red cires (Colectivos de Investigación y Redes Escolares) de Venezuela. Colectivo argentino de educadoras y educadores que hacen investigación desde la  escuela dentro del cual se encuentran diversas redes, entre ellas la Red dhie (Red de Docentes que Hacen Investigación Educativa amsafe-ctera). Los participantes se posicionan en un lugar protagónico, distinto al de simples consumidores de producciones hechas por otros investigadores o expertos.

En su dinámica interna se generan flujos de intercambio y se promueve un diálogo de saberes que ponen en juego los maestros y las maestras en la vida cotidiana de las instituciones educativas. También se reflexiona y debate sobre los diversos modos de organización, entre los que se encuentran: colectivos, anillos, grupos de estudio, nodos, redes y demás formas de trabajo y vinculación que los sujetos sociales despliegan en las escuelas.

La dinámica que  e define en estos espacios persigue el propósito de promover la participación activa de los docentes a partir de sus producciones y se trata enfáticamente de romper con las formas verticalistas que subyacen en los congresos que, habitualmente, hacen las academias alejadas de las realidades socioeducativas. Con los dispositivos del encuentro se intenta superar aquellas lógicas que enfrentan y separan a los disertantes con el resto de los asistentes.

La pedagogía de la pregunta encuentra aquí un espacio donde recrearse y los interrogantes son el punto de partida que promueve la reflexión colectiva, fomenta el descubrimiento y favorece el trabajo conjunto, colaborativo y cooperativo.

Entre otras cuestiones, se invita a reflexionar acerca de: ¿cómo se producen y circulan los saberes en la escuela? ¿Qué tipos de relaciones constituyen la cultura escolar? ¿Qué formas de organización pedagógica y de formación de maestros surgen en la actualidad? ¿Cómo se trabaja con el lenguaje y la comunicación en la escuela?” Asimismo, la modalidad de la lectura entre pares, propia y características de estos encuentros, constituye una propuesta de organización alternativa, ya que los trabajos presentados como ponencias en los encuentros no son evaluadas por un comité constituido a tal efecto, sino que las valoraciones y los aportes son realizados por otros compañeros y compañeras participantes.

Así, cada colectivo o persona que presenta una ponencia se convierte, al mismo tiempo, en lector de otra, abriéndose a la discusión de sus propios decires y haceres pedagógicos, y dando cabida a la palabra de un par o grupo de pares en relación con sus propios escritos. De este modo, un texto se ve cualificado con las contribuciones de otros, avanzando hacia formas complejas de construcción conjunta de saberes.

Con el transcurrir del tiempo y a lo largo de los cinco encuentros realizados, han logrado construirse propósitos y fundamentos básicos, entre los que se encuentran: “

1) Entender el trabajo docente como estructura y condición para la producción de conocimientos y reconocer a los/as maestros/ as y los/as profesores/as como sujetos protagónicos en dicho proceso de producción.

2) Considerar a los modelos de investigación educativa como herramientas adecuadas para la producción de conocimiento desde las escuelas. En articulación con diversos modos de intervención en la realidad, tales como la sistematización, las innovaciones educativas, las expediciones pedagógicas, la documentación narrativa, entre otras.

3) Sostener al trabajo en red como forma alternativa para la formación docente entre pares, y como un sistema democrático para la toma decisiones, basándose en los principios de horizontalidad, solidaridad, igualdad e inclusión.

4) Promover el debate y la reflexión colectiva para construir posicionamientos y propuestas pedagógicas, con la intencionalidad de incidir en las definiciones de las políticas públicas para la educación.

5) Articular con otras redes, experiencias y propuestas que promueven líneas coincidentes, a nivel regional, latinoamericano y mundial y que resultan ser coherentes con los fundamentos generales definidos por este colectivo.”3 Desafíos de los Encuentros y de las Redes que hacen investigación desde la escuela  i bien, hay un conjunto de cuestiones para revisar y seguir mejorando, en general, hay una importante valoración de los Encuentros por parte de las distintas redes y organizaciones participantes, y es explícito el reconocimiento de los avances realizados en pos de la construcción de una cultura compartida que contribuye, sin duda, a la transformación de la educación desde la escuela.

A su vez, en el escenario actual, cada red nacional y cada colectivo tienen por delante la concreción de algunos de los compromisos que se han ido renovando en cada Encuentro y la necesidad de seguir proponiéndose algunos desafíos, entre ellos:

• Poder fijar propósitos para los Encuentros que vayan más allá de la mirada nacional (propias del país organizador en cada oportunidad) para avanzar en propuestas de intervención e incidencia en las políticas educativas a nivel internacional.

• Participar con un protagonismo creciente en la resignificación y la consolidación del Movimiento Pedagógico Latinoamericano.

• Construir propuestas de trabajo y articulación entre pares que permitan superar el plano del simple intercambio de experiencias, para potenciar procesos complejos de sistematización y trabajo intelectual, fomentando la reflexión metacognitiva de las propias prácticas.

• Repensar la transformación de la educación desde un accionar  investigativo, articulando, además, con los diversos modos de producción de conocimientos desde las escuela, tales como de la documentación narrativa, la expedición pedagógica y la innovación educativa.

• Potenciar procesos de formación y autoformación en cuestiones que tengan que ver con nuevos modos de organización en red y colectivos; democratización del conocimiento y de los procesos de toma de decisiones en las instituciones y los sistemas educativos nacionales; investigación e innovación desde la escuela como modos de aprendizaje y de construcción de conocimientos.

• Generar instancias de discusión y debate acerca de la identidad del trabajo docente y las condiciones laborales, en el marco de la defensa de la educación pública y los derechos de los/as trabajadores/as de la educación.

Revista Intercambio

Por: Miguel Duhalde*

* Docente, investigador y directivo del Instituto Superior de Profesorado N° 3, Santa Fe. Delegado Seccional Adjunto Departamento Constitución de la Asociación del Magisterio de Santa Fe. Miembro del Instituto de Formación Pedagógica y Sindical Rosita Ziperovich de amsafe-ctera. Coordinador de la Red dhie y Coordinador por Argentina de la Red estrado.

.

.

Compártenos y Síguenos!!:
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Google Bookmarks
  • MySpace

Previous post:

Next post: