Imposición por financiamiento Centros educativos indígenas en Guatemala

26 diciembre, 2011

Imagen Imposicion por financiamiento Centros educativos indigenas en Guatemala

La experiencia de los centros educativos bilingües de la Alianza Maya para la Educación Popular (AMEP), en Guatemala, ha tenido dificultades para obtener financiamiento del Estado guatemalteco. La mayoría son centros educativos comunitarios, creados con el apoyo de las comunidades indígenas.

Las lideresas y líderes han visto la necesidad de una reforma estructural urgente. El nuevo Currículo Nacional Base (cnb) no satisface los contenidos propios de nuestra cosmovisión al no recoger los valores, el significado y significante de las palabras del idioma indígena y todo lo relativo a la espiritualidad y cultura, pues se ha incluido como un mero curso o referencia en los contenidos oficiales.

Estamos de acuerdo con los cambios en el currículo de la educación guatemalteca; más no es suficiente para los pueblos indígenas. Una muestra de ello es el uso del calendario maya. En todas las comunidades indígenas se ha conservado el uso de manera muy celosa por su carácter ceremonial, además de regir el destino de las personas. Se habla de los sellos cósmicos o energéticos o llamados nawuales que son de importancia trascendental en la vida social y de dominio o liberación psicosomáticos. Los distintos calendarios que aún se usan, su estructura en días y meses y el manejo de la vida social y agrícola se desconocen por la satanización que se ha hecho de ellos.

En muchas culturas del mundo se han creado equipos de investigación serios para conocer a fondo los elementos esenciales del calendario maya, mientras en los centros educativos guatemaltecos solo se les nombra. Otro elemento fundamental es la matemática maya, que aún se mantiene pura en su estructura y en su numeración. Similar al caso de los calendarios, solo se enseña la numeración del cero al diecinueve sin más trascendencia. Y así, sucesivamente, temas de vital importancia para el desarrollo de las comunidades indígenas son dejadas como una mera referencia.

En vista de lo anterior, se han creado centros educativos comunitarios indígenas con la finalidad de fortalecer el conocimiento en esos temas trascendentales; a su vez, recreado nuevos currículos integrando contenidos del cnb y los temas indígenas. Redacción En la mayoría de los centros se han obtenido resultados positivos y de fortalecimiento cultural; excepto por un asunto de sostenibilidad, el financiamiento.

 Al ser un centro educativo comunitario e indígena, el Ministerio de Educación de Guatemala avala su creación como privados, no como centros públicos, por lo que carece de apoyo financiero del Estado.

Significa entonces que nuestras escuelas deben sobrevivir con donaciones comunitarias, aportes de padres y madres de familia; y en muy raras oportunidades, los gobiernos municipales dan un pequeño subsidio para el pago de docentes. La otra modalidad que pueden escoger los pueblos originarios es por cooperativa, un compromiso tripartido entre la comunidad, la municipalidad de la región y el gobierno central.

Estas modalidades de centros privados o centros por cooperativa han dado la oportunidad de aprender más sobre la forma de vida comunitaria, los valores, la cosmovisión y cosmogonía.

La experiencia más cercana de uno de los socios de amep es el acercamiento de los partidos políticos que han ofrecido apoyo financiero, si la organización da el apoyo irrestricto a la candidatura de equis candidato mediante los votos de las familias; incluso llegar al extremo de pedir un cambio en la filosofía comunitaria que se sustenta.

La educación pública es una obligación del Estado como lo establece el artículo 71 de la Constitución Política de la República de Guatemala que literalmente indica: “Es obligación del Estado proporcionar y facilitar educación a sus habitantes sin discriminación alguna”. A pesar de que la Carta Magna guatemalteca establece que los centros educativos creados para beneficiar a las comunidades, deben ser subvencionados, muy poco han hecho al respecto.

La experiencia en Guatemala es contraria  a este supuesto. Colegios de prestigio donde asisten estudiantes de familias con poder económico y donde pagan cuotas mensuales altas, reciben una subvención del Estado sin ser considerados “no lucrativos”. He aquí pues una muestra de la desigualdad al referirnos a las subvenciones hacia los centros comunitarios indígenas y a los colegios de prestigio. Esto viola claramente el artículo 73 de la Constitución guatemalteca que dice: “El Estado podrá subvencionar a los centros educativos privados gratuitos y la ley regulará lo relativo a esta materia”.

En el marco legal, las comunidades indígenas son protegidas por el Estado, como lo establece el artículo 76 de la Constitución: “La administración del sistema educativo deberá ser descentralizado y regionalizado. En las escuelas establecidas en zonas de predominante población indígena, la enseñanza deberá impartirse preferentemente en forma bilingüe”. Al hacer referencia a esta normativa cualquier persona sabrá que las comunidades indígenas gozan de prerrogativas más que en otros países.

A nuestro entender, la educación bilingüe español-maya ha estado en el tema educativo desde la aprobación de la Constitución en el año de 1985; sin embargo, se ha avanzado poco en la formulación de las políticas educativas bilingües. Actualmente se ha hecho materiales solo para primero, segundo y tercero de educación primaria; es decir, para niños y niñas de 7, 8 y 9 años. Aún no se ha logrado completar el nivel primario pues hacen falta materiales bilingües para cuarto, quinto y sexto de primaria.

El nivel medio en Guatemala, que se componen de dos ciclos, básico y diversificado, aún no cuenta con materiales elaborados. Se ha incluido una parte de los contenidos en el CBN, pero aún no es suficiente, como lo he indicado anteriormente. Hace poco más de cinco años que se ha venido trabajando para el ciclo diversificado. Se puso en marcha la formación de maestros bilingües interculturales; sin embargo, con carencias y virtudes, esta carrera profesional no llena las expectativas de calidad de vida, pero a pesar de estas deficiencias es un buen paso para ir construyendo un país intercultural bilingüe.

La amep busca consolidar su experiencia en este tema socializando con otros países de América del Sur y con las regiones indígenas de México y Centroamérica.

Revista Intercambio Año4, Nº 3
Guillermo Chen*

——

* Alianza Maya para la Educación Popular, Guatemala. Coordinador de la Red de Educadores Indígenas, red-sepa.
Para contactar con amep: ; para contactar con RED SEPA:

.

.

Compártenos y Síguenos!!:
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Google Bookmarks
  • MySpace

Previous post:

Next post: