España: Cuando la técnica del buen futbolista no sirve a la Diplomacia

28 diciembre, 2011

Imagen Espana: Cuando la tecnica del buen futbolista no sirve a la Diplomacia

He tenido la oportunidad de conocer al profesor Carlos Torres Garces  quien ha sido recientemente  elegido cónsul del Ecuador en Alicante.

La primera impresión que me dio al conocerlo fue que era una persona sencilla, muy alejada de las poses imponentes que suelen adoptar los diplomáticos en el desempño de sus altas funciones, con el transcurrir de los meses pude conocerlo un poco más y ver en él  a un hombre de buenas intenciones, que desea la unidad de los ecuatorianos sobre todas las cosas, pero también pude comprobar que tenía una debilidad dentro de su personalidad y reconozco que me dio miedo, y ésta no es otra, que, su exceso de confianza en sus propias estrategias.

¡Claro!debemos recordemos que el profesor fue un brillante futbolista, especialista en los regates, y ademas, también fue un técnico lleno de sapiencia, que siempre debió sus triunfos deportivos a esas escondidas y secretas estrategias, esto quizás sea normal en el fútbol y de hecho le ha servido al ex tecnico para ser reconocido como un gran estratega de ese deporte, pero esto mismo no sirve en la política asociativa  con la que Torres Garces ha tenido que lidiar en sus vanos intentos de lograr la unidad del colectivo ecuatoriano que reside en Alicante.

Él como todo cónsul del gobierno de esta revolución ciudadana, está intentando ser el puente político entre los ecuatorianos que residen en el exterior y el Movimiento Alianza País del presidente Rafael Correa Delgado, pero sus regates no han funcionado para este propósito y peor aún sus escondidas estrategias porque hoy la comunidad ecuatoriana que reside en Alicante, ciudad donde el ex futbolista se desempeña como vice cónsul está prácticamente desangrándose producto de las divisiones y peleas internas que según dicen muchos entendidos son propiciadas  por la erróneas estrategias del profesor Torres Garces, incluso su propia esposa ha sido acusada recientemente por colectivos asociativos de ofender de palabra a varios migrates que no pertenecen a la linea del gobierno de la revolución ciudadana.

Tal parece que el primer error de Torres Garces ha sido dejarse secuestrar de forma voluntaria por una minúscula  facción de personas pertenecientes a la dividida  etnia Afro que reside en la provincia de Alicante, etnia a la que por cierto el ex futbolista también pertenece en su versión original del Ecuador de la cual según sus propias palabras es incluso un activo militante.

Me pregunto si será éste antecedente el que ha llevado a su subconsciente “futbolero”  a pensar que los afroecuatorianos así como son los mejores futbolistas, serán sus mejores aliados en su carrera diplomática, no conozco el pensar del profesor Torres Garces, pero si es  fácil  darse cuenta, que, de los cuatro funcionarios que actualmente prestan sus servicios en el consulado del Ecuador en Alicante, tres de ellos pertenecen a ese grupo étnico.

Es sin duda esto último lo que ha ocasionado   que los ecuatorianos de Alicante y de las ciudades circundantes  vean en estas actitudes una clara demostración de favoritismo racial en perjuicio de la diversidad del Ecuador y de la unión de sus ciudadanos al ser éste, un país multi-étnico

Hoy ya podemos escuchar varias  voces dentro del propio movimiento de Alianza País donde se preguntan si el nombramiento de tan brillante personaje del fútbol ha sido acertado por parte del Gobierno de Rafael Correa Delgado, ésto porque como consecuencia de esta extraña estrategia llevada a cabo por el cónsul Torres Garces,  hoy  podemos ver como los partidos de oposición al gobierno del Ecuador ganan terreno en Alicante, un ejemplo claro es EQUIPO  el movimiento de Fabricio Correa  que ha iniciado ya la recogida de firmas de apoyo para su registro legal, en las mismas puertas  del Consulado del Ecuador en Alicante.

Así mismo son también en este caso, miles las voces de ciudadanos ecuatorianos residentes en la provincia de Alicante que manifiestan abiertamente que el cónsul en su equivocada estrategia de solo favorecer en su gestión al grupo étnico al cual él pertenece, lo único que ha logrado ha sido crear una imagen de división muy peligrosa entre los ecuatorianos que viven en la provincia de Alicante. Yo como autor de esta nota solo podría decir: “zapatero a tus zapatos”.

Por Ricardo Pico

.

.

Compártenos y Síguenos!!:
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Google Bookmarks
  • MySpace

Previous post:

Next post: