Amnistía Internacional denuncia que Israel ha aprobado una ley para aumentar el período de detención de los refugiados

13 enero, 2012

Imagen - Amnistía Internacional denuncia que Israel ha aprobado una ley para aumentar el periodo de detencion de los refugiados

Amnistía Internacional (AI) ha denunciado este miércoles que Israel se salta el Derecho Internacional con la aprobación de unaley que permite detener automáticamente y aumentar el período de arresto de los solicitantes de asilo que llegan al país.

El martes, el parlamento israelí aprobó una norma que permite la automática detención que entre en Israel sin permiso, incluidos los solicitantes de asilo. La norma permite que estos detenidos puedan estar en la cárcel durante tres años a la espera de juicio, mientras que a los que se les considere “hostiles” podrán permanecer indefinidamente, según AI.

La subdirectora de Amnistía para Oriente Próximo y norte de África, Ann Harrison, criticó que Israel se haya saltado la Convención sobre Refugiados de 1951 y otros acuerdos sobre Derechos Humanos firmados por el Estado.

“Israel tiene el derecho a proteger sus fronteras, pero no tiene el derecho de abandonar sus obligaciones internacionales en Derechos Humanos con los solicitantes de asilo, refugiados, inmigrantes o criminalizar a los ‘infiltrados’, ya que sólo alimenta la xenofobia y la discriminación”, denunció.

La ley fue aprobada por 37 votos a favor y ocho en contra tras un intenso debate. El asesor legal de la Knesset, Eyal Yinon, señaló que la norma no cumple “los estándares mínimos constitucionales”.
Según la Convención de 1951, el Estado debe demostrar que las detenciones de solicitantes de asilo son “necesarias y proporcionadas”.

AI destacó que “las detenciones no deben usarse como formas de castigo o de disuasión y que los inmigrantes irregulares y los solicitantes de asilo no deben ser tratados como criminales”.

En una versión anterior de ley, también se penaba a las asociaciones que hubieran ayudado a esos “infiltrados”, lo que podría haber afectado a organizaciones humanitarias.

“Muchos israelíes tienen historias familiares en las que hay solicitantes de asilo y refugiados. Esta ley es otra traición as las obligaciones de Israel en materia de Derechos Humanos”, destacó Harrison.

Desde 2005, alrededor de 45.000 personas han entrado en Israel por Egipto en busca de asilo, la mayoría de Eritrea y de Sudán. Según Amnistía, las autoridades israelíes han impedido que estas dos nacionalidades puedan reclamar su estatus como refugiados y en muchos casos se les detiene durante semanas y se les libera en las fronteras.

Fuente: noticiasdegipuzkoa.com


Compártenos y Síguenos!!:
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Google Bookmarks
  • MySpace

Previous post:

Next post: