México: INM violó derechos de refugiados, acusan

16 enero, 2012

Imagen-Mexico: INM violo derechos de refugiados acusan

El 29 de diciembre de 2011, los 237 guatemaltecos que desde el 23 de agosto fueron desalojados de su comunidad y se instalaron en Tenosique, Tabasco, pensaron que comenzarían tiempos mejores. 11 días después, el Instituto Nacional de Migración (INM) mostró otra realidad.

El 29 de diciembre, por lo menos 40 guatemaltecos recibieron del Instituto Nacional de Migración un documento que acredita su estancia legal en el país y les permite estar aquí un año. Aún así, el lunes 9 de enero, personal de migración llegó a su campamento para desalojarlos. Para evitar ser detenidos, alrededor de 160 hombres, mujeres y niños se refugiaron en los cerros. Pero 71 de ellos, 45 menores de edad, sí fueron trasladados a la Estación Migratoria de Tapachula, Chiapas.

“¿Para qué nos entregan un documento diciendo una cosa, si después vienen y nos detienen?”, se pregunta Mainor Randolfo Morales López, de 29 años. Él es uno de los guatemaltecos que desde el pasado 23 de agosto fueron desalojados por el ejército de su país de la comunidad Nueva Esperanza, en Petén, Guatemala, por encontrarse en un área protegida.

Ese día, cuando los soldados quemaron sus casas, huyeron a México y se instalaron en el campamento que improvisaron en Tenosique, a un lado de la línea fronteriza.

Interceptados por autoridades

El 9 de enero, Mainor Randolfo viajaba hacia Tenosique. Un día antes fue a Progreso, Chiapas, a realizar trámites con una organización no gubernamental que les ayudaba a negociar con el gobierno guatemalteco el regreso a su país. Con él viajaban el profesor Helder Pelicó, Juan Carlos Ramírez y Fray Tomás González, del Centro de Derechos Humanos del Usumacinta.

Antes de llegar al campamento, los cuatro fueron detenidos por agentes federales. “Al maestro lo jalonearon y rompieron su mochila. Decían que nos iban a llevar a Villahermosa, pero delante del municipio de Macuspana, uno de los agentes recibió una llamada y nos regresaron a Tenosique”, cuenta vía telefónica el guatemalteco Mainor Randolfo.

Acusados de traficar personas

En Tenosique, Tabasco, fueron detenidos y acusados de ser traficantes de personas. “Decían que cobrabamos 2 mil 500 dólares por llevar gente ilegal a Estados Unidos. Nosotros preguntamos: ‘¿dónde están las personas que nos acusan?’. Como a las cinco de la tarde nos llevaron a migración”. Los guatemaltecos fueron liberados cuando llegaron representantes de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Cuando Mainor Randolfo llegó al campamento se enteró del desalojo y de que se habían llevado a 71 de sus compañeros. “En la noche y al otro día comenzaron a llegar las familias que huyeron a las montañas. Nos contaron cómo se llevaron a gente por la fuerza. Que los agarraron a pedradas. Agarraban a los niños y los subían, para que las mujeres también se subieran a los camiones. Se llevaron a niños sin sus padres”.

Mainor Rodolfo Morales asegura que entre los 71 guatemaltecos que fueron trasladados a la Estación Migratoria de Tapachula, Chiapas, había personas que contaban con documento de estancia legal y menores de edad nacidos en el territorio mexicano.

Lorena Cano, abogada especialista en migración y subcoordinadora del área legal de la organización Sin Fronteras, señala que el personal del INM violó la Ley General de Población al detener a los guatemaltecos que tenían un documento que acreditaba su estancia legal en México.

Mainor Rodolfo y los 160 guatemaltecos que regresaron al campamento de Tenosique, Tabasco, ya no duermen. Temen que migración vuelva por ellos. “Queremos regresar a Guatemala, pero hasta que el gobierno nos asegure que tendremos dónde vivir. Eso lo sabían las autoridades de México y por eso nos dieron los documentos, ¿por qué nos engañaron?”, pregunta Mainor.

Fuente: eluniversal.com.mx


Compártenos y Síguenos!!:
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Google Bookmarks
  • MySpace

Previous post:

Next post: