Aristarco de Jonia, el homo cientiae y el nuevo orden mundial por Carlos Jara

17 enero, 2012

Imagen - Aristarco de Jonia, el homo cientiae y el nuevo orden mundial por Carlos Jara

Por: Dr. Carlos Jara Cuevas

Cuando cogí mi maleta y marche a Europa hace más de dos décadas a instancias de mi padre para estudiar y no volver jamás, solo lo cumplí hasta su muerte la promesa, la mía es cuestión de tiempo para un día acompañarlo, me di con la sorpresa que lo único que diferían de los seres humanos eran sus horarios y su calidad de vida, después todo es común a todos los seres de este planeta, sin embargo algo fundamental distinguía de todo esto, el dinero, el parné como decimos en España, el maldito parné, y cuando observe como anda el dinero, como camina el dinero, porque derroteros se desplaza el dinero  y que objetivos cumple el dinero, que delimita la existencia de los seres humanos solo entonces me di cuenta que nuestra civilización es tan primitiva como si estuviéramos simplemente partiendo la piedra de sílex para cortar un pedazo de fruta o un trozo de carne y volver a la caverna, todo visto concéntricamente, no hemos cambiado mas que los escenarios y todavía no hemos creado una nueva civilización, todavía somos la civilización en la caverna, con guerras, invasiones, bombardeos y reparto del mundo como un botín de bucaneros, piratas y corsarios solo que ahora estamos en la era de la información.

En otros tiempos los antiguos imperios por obra de algún sagaz e inteligente filosofo se cuenta que podían programar un ideario una visión una interpretación de la era de su tiempo, entonces llegaban a cada lugar donde se detenían sus caballos y sus carretas y decidían hacerlo todo, ordenarlos todo amancebar  y esclavizar si fuera el caso porque entre las sorpresas que encontraban su visión era tan contemplativa que podían darse cuenta que con  el control de su conocimiento podían tener a los grupos humanos como ganado, como animales de su servicio.

La nueva  tecnología la que nos hace sentir prácticamente sagaces y habilidosos homo sapiens no son más que momentos fulgurantes de la inteligencia nómade y casi sedentaria del hombre por el consumo, ya no tiene que cazar, pescar, encender la llama del fuego, ahora  lo tiene mecanizado, automatizado y más aun rutinariamente robotizado, y también informatizado binariamente para ir de un lado a otro, no están difícil como entretenerse en la televisión o convertirse en una parte de la estructura física de un ordenador, ya no tienes razón para pensar ella piensa por ti, digita tus sentimientos, tus gustos, te induce a creer que eres dueño de tu tiempo de tu vida y de tus pasiones, sin embargo al despertar del largo letargo vuelves a poner los pies a sobre la tierra y caminar otra vez como un nómade organizado civilizado en normas creadas a partir de interpretaciones de la vida real transformadas en leyes y sanciones.

La ciencia la percibes como el Ada madrina de la iluminación sin embargo un pensador hace unos milenios descubrió que la tierra no era el centro del universo y que el sol está ahí quieto y alrededor del cual giraban todos y las estrellas lejanas eran soles que están conviviendo con otros planetas , ese hombre fue Aristarco de Jonia, otra época mas adelante digitados por la desmembración de los imperios caímos en la perpetuidad de la ignorancia y se fue erigiendo otro poder milenario la Iglesia mil años de oscurantismo, donde solo teníamos que recapitular en lecturas bíblicas cuando en realidad la investigación era negada para el desarrollo del poder del conocimiento.

Luego volvió el tiempo de los descubrimientos y todo como si transcurriera un proceso de regularidad y repetición de cada proceso social, empezamos a descubrir a inventar, finalmente antes de este siglo hay centros de poder aparentemente invisibles que lo controlan todo, que lo administran todo, poseen la tecnología, el conocimiento, planifican la centuria de la humanidad del siglo XXI, planifican estratégicamente su reproducción y es mas pueden hacer previsiones científicas en tiempo real.

Pero acaso no existió antes en otros tiempos en otros escenarios el hombre y sus civilizaciones avanzadas y tecnológicamente superiores para creernos que ayer estuvimos viviendo en cavernas y quizás llegamos a ese punto por que la civilización humana consiguió unas capacidades tecnológicas superiores incluso para nuestro tiempo que tuvieron que irse de aquí y volver algún día a la tierra para reencontrar a los que no pudieron salir y viajar con ellos, como nos explicamos las tecnologías de culturas milenarias por la concepción histórica de su interpretación por la visión del conocimiento matemático de nuestro tiempo o es que esas ciencias desconocidas ya eran manejadas  lo que para nosotros son inconcebibles y que tardíamente llegaremos en algún momento descubrirlas.

Sinceramente existen  los extraterrestres los mismos humanos en otros espacios desconocidos de la física que no podemos explicar, ciertamente y lo más probable que si existan y ya están aquí, pero el concepto de civilización que nosotros tenemos debe ser totalmente distinto al concepto de civilización que nosotros desconocemos.

Hay un libro que leí hace tiempo de un acucioso hombre de ciencia apoltronado en un mundo de congestiones y burocracias menores lo titulo “el Homo Cientiae”, empezando por el nombre su lectura me dio otra imagen, podemos crear una nueva civilización, no esas estupideces de hombres y seres matrix, al fin y al cabo el holograma estará en nuestras casas con un nuevo sistema de imágenes  como la televisión del futuro, el autor de aquel  libro, se atrevió a ello, ahora  espero se dé tiempo para acabar con la segunda edición.

Así que no estamos solos a pesar de que exista la Trilateral, el Club Bilderberg , el CFR y el celeste Imperio la nueva China así como  la nueva economía el neomercantilismo ah y el oro en el Perú en esta amplia cuenca del Pacifico en donde necesitamos tal cantidad de energía para este futuro cercano que no lo vamos a conseguir con Hidrocarburos ni con paneles solares, ni con molinos de viento, ni con energía hidráulica sino con la energía más próxima que conocemos y que nuestra civilización maneja y manipula, la energía Nuclear, todavía estaremos en una larga temporada pasando por la aldea global hasta llegar a la civilización del homo cientiae, con muchas historias, con muchas tragedias, y con muchas guerras al fin de cuentas con una sola misión la supervivencia humana, capaces nosotros también algún día ser extraterrestres una nueva civilización humana capaz de viajar al mundo desconocido del universo como se lo pensaba Isaac Asimov en su saga sobre la Fundación o el propio Stefen Hawking cuando habla del mundo y del futuro en su libro “Dios creo los números”.

Por ultimo tengo un dilecto amigo Marco O.G. que me comento hace poco chateando y hablando por Skipe, si hace tiempo hubiera escuchado algún comentario parecido hoy seria Presidente, si porque no, uno es dueño de su vida, el tiempo una oportunidad, le dije y nos reímos. De verdad valió la pena viajar y aprender,  no estuve en un continente estuve en varios, llegue también de Europa, a Europa del este y al África pero ello lo contare en otra fecha. Sin embargo ¿Dónde está la oportunidad del planeta? Pues aquí en América Latina, su agua, su naturaleza, sus recursos y su gente.


Compártenos y Síguenos!!:
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Google Bookmarks
  • MySpace

Previous post:

Next post: