México: Crece migración infantil por crisis e inseguridad

30 enero, 2012

Imagen: Mexico: Crece migracion infantil por crisis e inseguridad
Los problemas financieros de Estados Unidos, así como la violencia y pobreza de algunas regiones de México, y los conflictos al interior de los hogares han motivado a que familias se desplacen a otras entidades federativas del país en búsqueda de una mejor situación económica, lo que impacta negativamente sobre la población joven e infantil.

De acuerdo con el estudio Niños y adolescentes migrantes en México, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la movilización de personas al interior del país contabilizó a más de 3.3 millones de personas entre 2005 y 2010.

De ese total, poco más de 840 mil fueron niños y adolescentes entre 5 y 17 años, es decir, la cuarta parte de la población que migró de la entidad donde residía a otras ciudades de México.

Una de las entidades que mayor movilidad de población infantil registró durante 2010 fue el Distrito Federal, que vio como en ese año 185 mil 677 niños y jóvenes abandonaron la capital del país, contra sólo 49 mil personas de ese grupo poblacional que ingresaron.

Otras entidades que también tuvieron una mayor expulsión de población joven e infantil respecto a la que decidió ingresar a esas entidades fueron Guerrero, Chiapas, Chihuahua, Tabasco, Michoacán, Oaxaca, Sinaloa, Durango, Jalisco, Puebla y Zacatecas.

“La migración de niños y adolescentes se encuentra estrechamente ligada al contexto familiar y aunque no es determinante, su cambio de residencia se da en un contexto de mayor seguridad si éstos viven en el seno de una familia nuclear”, detalló el informe del INEGI.

Sin embargo, el estudio reconoció que las cifras censales mostraron que en los hogares con presencia de niños y adolescentes migrantes internos una proporción corresponde a hogares donde falta uno o ambos padres.

Analistas también consideraron que la falta de oportunidades laborales, económicas y de inseguridad motivaron a que varias familias salieran del lugar de origen a otra entidad federativa.

El INEGI resaltó que por ejemplo, Chihuahua pasó de ser una entidad de atracción de movilidad interna a la expulsión de su población.

La entidad norteña, recibió a 15 mil 707 niños y jóvenes inmigrantes de otros estados, pero por el contrario vio salir a 25 mil 663, lo que significó un saldo migratorio negativo de 9 mil 956 personas.

Guerrero y Chiapas también fueron dos entidades con características similares, es decir, que vieron una mayor fuga de su población joven que la que decidió vivir ahí.

Por otra parte, el INEGI destacó que la migración de familias con hijos en edad escolar propicia que en las entidades expulsoras que iniciaron ahí su primaria la terminen en otra entidad, lo que deja infraestructura subutilizada, y por el contrario, en los estados de atracción se dé una mayor presión sobre los servicios educativos para atender a los niños que llegan.

Migración internacional

Si bien el INEGI reconoce que la migración del grupo de población joven e infantil es baja, ésta ha venido en aumento, particularmente en los países en desarrollo.

Según las cifras de repatriación del Instituto Nacional de Migración, durante 2010 hubo más de 20 mil eventos de repatriación de menores de edad provenientes de Estados Unidos, es decir 4.4 por ciento del total de esos acontecimientos de esa nación.

No obstante, el flujo migratorio ha mostrado un descenso en los últimos años, particularmente por el deterioro de la economía estadunidense.

Datos de BBVA Bancomer revelaron que el año pasado 3.5 millones de mexicanos se encontraban en pobreza, y que tan sólo entre 2007 y 2011 se sumaron a esa condición un millón de connacionales.

Alberto Verdusco
Fuente: impreso.milenio.com

.

.

Compártenos y Síguenos!!:
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Google Bookmarks
  • MySpace

Previous post:

Next post: