Ecuador: Lo legal no siempre es ético, el caso de “El Universo”

5 marzo, 2012

Imagen-Ecuador: Lo legal no siempre es etico el caso de El Universo

Por:  ANABELLE CHACON CASTRO

El 16 de febrero del 2.012 la Corte Suprema de Ecuador emitió el veredicto sobre el pedido de anulación de sentencia presentado por el diario “El Universo”, ratificando el fallo a favor del Presidente Correa, que condenaba al diario a pagar un total de 40 millones de dólares y a los acusados: los tres hermanos Mantilla y el autor del artículo “No a las mentiras”, Emilio Palacio.

El problema ahora no es lo que decía el artículo, ni si Rafael Correa se presenta ante la corte como ciudadano a reclamar algo que fue ofendido como Presidente, en una incomprensible dualidad, sino que llama profundamente la atención del mundo todas las inconsistencias que se han presentado alrededor de todo esto.

Hechos como el que es físicamente imposible que una persona lea un proceso de 5 mil páginas y escriba un documento de 156 páginas en 33 horas, tal cual lo hizo el Juez Juan Paredes para informarse detalladamente del proceso y emitir la sentencia.

Así mismo las contradicciones en sus declaraciones cuando fue cuestionado por la prensa sobre estos hechos. Por otro lado, las declaraciones, del 14 de febrero del 2.012, de la Jueza Mónica Encalada que asegura que Paredes le dijo que el abogado Gutemberg Vera (abogado del Presidente) fue quien preparó la sentencia.

En fin, una serie de hechos que confluyen muy coincidencialmente en todo este proceso y que llenan de suspicacias. Pero lo más alarmante de todo, no es lo anteriormente expuesto, porque si damos el beneficio de la duda y aceptamos que todo es perfectamente legal, lo que más llama la atención es lo desmesurado de la cifra y de los años de cárcel para los propietarios del diario, que no tiene parangón en el mundo: 40 millones y tres años.

Claro que Correa salió perdiendo porque el pedía 80 millones y cinco años, entonces se podría concluir que solo la mitad de su dignidad había sido recuperada. Y conste que si se hablara de espiritualidad habría que agregarle otros dos millones de dólares, tal como ocurre con su demanda a los autores del libro “El gran hermano”.

Para poner esto en perspectiva, en el Ecuador el salario mínimo vital es de 292 dólares mensuales, 40 millones de dólares que el Presidente de los ecuatorianos, de un gobierno que se autoproclama revolucionario, tiene su honor pagado con una cifra similar a la que ganarían más de 11 mil ecuatorianos en un año.

El epílogo de este caso se dio el pasado lunes cuando ante la presión mundial -casi 200 periódicos publicaron el mencionado artículo-, Rafael Correa anunció –como Presidente- que “perdonaba” a sus acusadores del Diario El Universo y del libro El Gran Hermano, de las sentencias emitidas en los juicios que como “ciudadano” les había planteado.

Este gesto que su canciller Ricardo Patiño calificó de “exceso de magnanimidad”, trató de cubrir así la descomunal torpeza demostrada en el proceso y la ambición inmensurable de las cifras.

Como quiera que sea, solamente queda por concluir que lo legal no siempre es ético y quién dijo que la dignidad no tiene precio. En Ecuador, estuvo a punto un hombre de ponerle un precio, pero la dignidad de un pueblo, una vez más con el apoyo de la comunidad mundial y la fuerza de la razón, pudo más que la arrogancia de uno solo.

*Ecuatoriana con una maestría en Gerencia y Liderazgo Educacional, residente en Toronto.

Fuente: elcorreo.ca


Compártenos y Síguenos!!:
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Google Bookmarks
  • MySpace

Previous post:

Next post: