Migrar y sufrir la muerte de una hermana y un hijo

7 marzo, 2012

Imagen-Migrar y sufrir la muerte de una hermana y un hijo

Franz Apaza Aramayo es un boliviano que llegó a España para cumplir sus sueños. Como muchos, enviaba dinero a su familia y a su hijo de 12 años. Todo iba bien, hasta que su vida se quebró al enterarse de la trágica muerte de su hermana y su propio niño.

Al volver a Bolivia, efectuó la dolorosa reconstrucción de esos hechos. Al publica su versión, a la espera que el presunto asesino o sus familiares se ontacten con nosotros para dar a conocer su explicación de los hechos. Este es el testimonio de Apaza, desde Madrid: “En el 2010 Gladys Apaza Aramayo (21 años) y el subteniente del Ejército Gary Armando Calle Ribera (24) tuvieron una relacion sentimental de dos años que terminó tres meses antes del asesinato.

El Teniente Calle maltrataba física y moralmente a Gladys; sus familiares y amigos lo corroboraron al declarar despues del asesinato. Gladys decidió terminar su relación por eso y decidio decicarse a su carrera (Enfermería).

A pesar de ello, Gary seguía hostigándola y obligándola a seguir con su relación. Gary se encontraba destinado en Uncía, Potosí, de donde siendo el superior se daba sus escapadas del cuartel en días de trabajo, ya que los allegados de Gladys lo veían cerca de su domicilio.

El 12 de abril se los vio discutiendo. Se supone que Gary la acompañó hasta la puerta de su domicilio. Gary ingresó a la fuerza, reprochándole y como militar intentó hacer prevalecer su pensamiento autoritario, por lo que sacó su pistola y le disparó en la cabeza quitándole la vida. En ese momento salió del cuarto el sobrino de Gladys, Nilo Fernando Apaza de12 años de edad (mi hijo), quien al ver el cuerpo de su tía intentó ayudar y pedir auxilio. Pero Gary, por no dejar testigo alguno le disparó en el hombro dejándolo herido; con mucho dolor él pedía ayuda con frases que los vecinos escucharon como “No tio, ayúdame, no por favor”.

Gary terminó su masacre con otro tiro en la cabeza del niño y se dio a la fuga. Hasta hoy no se sabe su paradero ni para defenderse lo cual indica que es el culpable de un doble asesinato. Fue declarado rebelde ante la ley, lo que significa que debe procederse a su aprehensión inmediata. A pesar que existen pruebas, testigos y la declaración de un comandante  del Ejército quien confirmó que Gary abandonó su puesto en los días del asesinato.

Para tener a un documento de declaratoria de rebeldía, tuvieron que pasar seis meses del asesinato y se trato de desviar información, confundir a los familiares y retrasar los tramites. Posiblemente tiene que ver algo el padre de Gary, que es coronel del Ejército.

Hasta hoy aún se busca a Gary Armado Calle Ribera para que enfrente su castigo por el doble asesinato en un hogar humilde, el deshonor a su familia y hacer quedar mal a las Fuerzas Armadas de Bolivia”, según Franz Apaza.

Fuente: aquilatinos.info

Compártenos y Síguenos!!:
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Google Bookmarks
  • MySpace

Previous post:

Next post: