España: Los cuidados están vinculados a la feminización de las migraciones por atribuirlos a las mujeres

9 marzo, 2012

Imagen: Espana: Los cuidados estan vinculados a la feminizacion de las migraciones por atribuirlos a las mujeres
¿Quién garantiza el cuidado de las personas?, ¿son las mujeres las únicas responsables de los cuidados?, ¿y si las mujeres se declarasen en huelga de estos trabajos?, ¿quién se tendría que ocupar del trabajo de los cuidados?, ¿qué lugar ocupan los hombres, las empresas y las instituciones públicas en los trabajos de cuidados?, ¿cómo repercute el trabajo de los cuidados de España, en los países empobrecidos?

A través de la presente campaña, cofinanciada por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), InteRed quiere, primero, visibilizar y reconocer el trabajo de los cuidados como imprescindibles para el sostenimiento de la vida y las sociedades; y segundo, que la responsabilidad de los cuidados, tradicionalmente considerados femeninos, debe ser compartida y corresponde a toda la sociedad hacerse cargo de ella: al Estado reconociendo el trabajo de los cuidados y contabilizándolos en sus presupuestos; a las empresas valorando los cuidados y con políticas que los favorezcan (flexibilización de horarios, contribución de guarderías, etc); y a los hombres en su deber de comprometerse con un mejor reparto de estos trabajos.

Sería difícil enumerar todas las necesidades y actividades que realizamos diariamente para nuestra sostenibilidad y la de las personas que nos rodean: hacer la comida, limpiar la casa, atender a personas enfermas, cuidar de los hijos e hijas, a familiares con dependencia, etc. Horas y horas de trabajo invisible que no es valorado, ni pagado pero beneficia a toda la sociedad, que “delega” en más del 80% de las mujeres toda la responsabilidad del trabajo de los cuidados de la familia y el doméstico, lo que supondría el 69,71% del PIB.

InteRed pretende fomentar la reflexión sobre en qué sociedad vivimos, y plantea generar un cambio que promueva un nuevo modelo de desarrollo basado en la ética del cuidado y el pleno disfrute de los derechos humanos de todas las personas.
María del Mar Palacios, directora de InteRed, manifiesta que:

“La campaña busca el reconocimiento y valoración de la importancia del trabajo de cuidados para la vida. El objetivo es sensibilizar a las personas más jóvenes y hacer incidencia para avanzar en un régimen global del trabajo de cuidados más justo y solidario. Cuando el trabajo de cuidados adquiera visibilidad y se valore justamente será objeto de políticas públicas y de una redistribución equitativa que garantice la sostenibilidad de las sociedades”.

Género y Desarrollo

La nueva redistribución del trabajo, incorporando mujeres inmigrantes a las que se recurre para solucionar la crisis de los cuidados, tiene como consecuencia la aparición de des-cuidados en sus países de origen –dado que alrededor del 60% deja a sus hijos e hijas en sus países- y debe recurrir a otras personas para atenderlos.

Nos encontramos que el trabajo de los cuidados vuelve por la tanto a repercutir en las mujeres y en concreto en nuestro contexto, en mujeres inmigrantes, lo que significa que la provisión de los cuidados está directamente vinculada al proceso de feminización de las migraciones por atribuir socialmente los cuidados en exclusiva a las mujeres.

Aunque en origen hay hombres que cuidan cuando las mujeres se marchan, como en destino hay hombres en el sector de los cuidados, los hombres, ni antes ni después de la migración, suelen asumir de forma sostenida la responsabilidad de ser los cuidadores principales. Se produce lo que se ha dado en llamar “cadena de cuidados”, mujeres que tienen que salir de sus países dejando a sus hijas e hijos al cuidado de alguna otra mujer de la familia para venir aquí a cuidar a nuestras hijas e hijos, o a nuestras personas mayores, a cambio de un salario. Este complejo proceso de transferencia de cuidados y nexo entre distintos hogares, es lo que se denomina cadenas globales de cuidados, de dimensiones transnacionales que se forman con el objetivo de sostener cotidianamente la vida.

En estos países de origen (Bolivia, Perú, Guatemala, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Filipinas, etc.), las mujeres realizan una enorme aportación a la sociedad con trabajos no remunerados no sólo de los cuidados, sino también, de mujeres campesinas en sociedades, la mayoría agrícolas, donde son ellas (entre el 60-80%) las que proporcionan alimentos y agua a los miembros de su comunidad. La seguridad alimentaria está por lo tanto también sostenida principalmente por el trabajo no remunerado de las mujeres en los países empobrecidos.

Este sector informal de la economía, compuesto por mujeres, vive en una situación de desventaja y discriminación respecto a los hombres en el acceso a derechos humanos como la educacion, la formación, el trabajo remunerado, etc. y lo que es peor, donde las niñas, en sociedades agrícolas y de subsistencia, sacrifican su educacion y su derecho de ir a la escuela por “ayudar” y realizar trabajos domésticos y de cuidados.

No solo existe una división sexual del trabajo sino que además ésta conlleva una severa feminización de la pobreza. La invisibilidad, la no remuneración y perpetuidad de los trabajos de cuidados llevan a las mujeres a nivel global a una situación de desigualdad y exclusión.

InteRed y esta nueva campaña

InteRed lanza la campaña de sensibilización: “Actúa con cuidados. Transforma la realidad” por un nuevo modelo más justo y social

Uno de los principales ejes del trabajo de InteRed tanto de cooperacion internacional como de educación para el desarrollo está referido a la incorporación del enfoque de género y derechos humanos en todas nuestras acciones; así son numerosos los proyectos dirigidos a docentes, estudiantes, padres y madres para educar en la igualdad a mujeres y hombres, favoreciendo así las relaciones de justicia y equidad en la familia y en la sociedad.

En esta campaña partimos de nuestro compromiso por contribuir al pleno disfrute de los derechos humanos de las mujeres. Nos basamos en nuestro recorrido y experiencias en campañas anteriores y en nuestro trabajo diario desde cooperación y educación para el desarrollo para reducir las desigualdades, en especial las desigualdades de género.

Desde InteRed como ONG de Desarrollo trabajamos, entre otros proyectos, en Bolivia, cofinanciado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), en educacion básica gratuita, de calidad e inclusiva, especialmente de niñas y mujeres indígenas de zonas rurales; en Colombia, financiado por el fondo castellano manchego, en desarrollo integral y garantía de los derechos de niñas, niños y jóvenes trabajadores; en Guatemala, financiado por AECID, en la mejora educativa de mujeres a través de la universalización de la alfabetización, en el marco de una “Educación para todos”, en República Dominicana, en la promoción de derechos de las mujeres dominicanas y hatianas trabajadoras domésticas en la frontera norte, y en Perú, InteRed, además de trabajar en educación, apoyamos una campaña del derecho de las niñas de Ayacucho a la educacion con el lema “Matricula a tu hija”.

Fuente: canalsolidario.org

 


Compártenos y Síguenos!!:
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Google Bookmarks
  • MySpace

Previous post:

Next post: