Estados Unidos: Hispanos y negros una lucha por la igualdad

10 marzo, 2012

Si bien en la lucha por los derechos de los inmigrantes indocumentados no se ha producido un “Domingo sangriento” como el ocurrido hace casi 50 años en Montgomery, Alabama, sí se han derramado millones de lágrimas por la separación de las familias, producto de un sistema migratorio roto.

Por tal razón, en nombre de los más de 12 millones de indocumentados un numeroso grupo de líderes hispanos y miembros de la comunidad latina se unieron con los afroamericanos para participar de la recreación de la histórica marcha de Selma a Montgomery, la cual logró un gran avance contra la discriminación de la comunidad afro, un 7 de marzo de 1965. Según cuenta la historia en este lugar se inició la lucha por los derechos civiles de Martin Luther King Jr. y ahora se unen dos comunidades hermanas que comparten los mismos sentimientos producidos por la discriminación, la segregación y la persecución. Este año la histórica recreación que conmemora la lucha pacífica de los afroamericanos por sus derechos civiles suma a su agenda la protesta contra las leyes antiinmigrantes que han proliferado en el país y la defensa del voto.

Al conmemorar el 47 aniversario de la marcha conocida como “Domingo Sangriento” y que generó la Ley de Derechos a la Votación, el mismo escenario se podría convertir en el punto de partida para iniciar un verdadero levantamiento pacífico para que el grito desesperado de los inmigrantes indocumentados sea escuchado de una vez por todas. Así como el “Domingo Sangriento” logró que en menos de cinco meses el presidente Lyndon B. Johnson firmara la Ley de Derecho al Voto, así se espera que esta unión histórica de ambas comunidades sirva para que los legisladores atiendan las necesidades y las preocupaciones de los inmigrantes indocumentados que han llegado a este país en busca de oportunidades para tener una mejor vida.

Una vez más se alzaron las voces de los líderes para abogar y pedir una reforma migratoria que nos permita integrarnos completamente a esta sociedad donde la gran mayoría de inmigrantes ha sentado como su lugar de residencia, han decidido criar a sus hijos estableciendo fuertes raíces en Estados Unidos.

Como mencionara el presidente Barack Obama sobre el 47 aniversario del “Domingo Sangriento”: “Hoy recordamos el coraje de esas personas que enfrentaron el peligro y muestra el espíritu de perseverancia que los ayudó a lograr la icónica legislación como la de los

Derechos Civiles y la Ley del Derecho al Voto. Nosotros también debemos renovar nuestro compromiso a su lucha y a la idea que debemos siempre buscar una más perfecta unión”. Como comunidad unida ese debe ser nuestro objetivo, lograr una más perfecta unión con los principios y los ideales que se comparten en este gran país a través de la completa asimilación que originará la aprobación de una reforma migratoria.

Fuente: washingtonhispanic.com

.

.

Compártenos y Síguenos!!:
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Google Bookmarks
  • MySpace

Previous post:

Next post: