USA: Organizaciones civiles advierten sobre las consecuencias de la ley antiinmigrante

22 marzo, 2012

Imagen-USA: Organizaciones civiles advierten sobre las consecuencias de la ley antiinmigrante

Líderes religiosos y organizaciones civiles denunciaron hoy el costo social y económico de la ley de inmigración HB56 para el estado de Alabama, considerada como la más severa en la materia en todo el país.

“Esta ley sigue afectando cada día que pasa a los residentes de Alabama y a la economía del estado”, dijo en teleconferencia de prensa Olivia Turner, miembro de la Coalición para la Justicia Inmigrante en Alabama.

De acuerdo con un informe del Centro de Investigación Económica de la Universidad de Alabama, la ley está generando pérdidas de 11.000 millones de dólares al año al estado. “Esta ley fue creada con el objetivo de hacer daño a los inmigrantes indocumentados, pero ha terminado por hacernos daño a todos”, dijo la activista, que calificó la HB56 como ley la más “draconiana y discriminatoria” a nivel nacional.

Wayne Kimberly, un contratista de la construcción en Auburn, Alabama, que ha trabajado en la industria por más de 20 años, destacó la ética de trabajo de los inmigrantes que han trabajado con él durante todo este período.

“Trabajar con las personas latinas es un placer. Cada mañana llegan sonriendo, listos para trabajar y agradecidos de que se les brinde una oportunidad de trabajo”, señaló Kimberly tras lamentar el temor que asegura la nueva ley a ha provocado en muchos de los inmigrantes que hasta hace poco trabajaban para él.

De acuerdo con los miembros de la Coalición para la Justicia Inmigrante en Alabama, la ley HB56 tiene el objetivo de provocar la “autodeportación” de los inmigrantes indocumentados, aunque ha terminado por afectar también a ciudadanos legales por igual.

Durante la conferencia, los activistas citaron el caso de la puertorriqueña Carmen Vélez, a quien se le negó inicialmente la posibilidad de renovar la matrícula de su vehículo luego de que las autoridades locales no aceptaran como válido su certificado de nacimiento emitido en Puerto Rico.

El onceavo tribunal de apelaciones de Atlanta (Georgia), que tiene jurisdicción sobre los casos de Alabama, bloqueó recientemente varias provisiones de la HB56, aunque evitó pronunciarse de forma definitiva que el Tribunal Supremo de Estados Unidos tome una decisión en torno al caso “Arizona vs. EE.UU.”, que atañe la ley HB1070 de Arizona.

No obstante, varias de las previsiones consideradas más “duras” por los activistas, como la que permite a las autoridades locales a solicitar prueba de residencia legal, están en vigencia. Asimismo, los activistas expresaron su preocupación por una ley similar a la de Alabama que avanza en Misisipi, que pese a dejar por fuera algunas de las provisiones más duras, para evitar demandas, aseguran tendría graves consecuencias para la comunidad inmigrante.

La propuesta HB488, considerada como una copia de la ley HB56 de Alabama, establece no obstante algunas “excepciones” para organizaciones caritativas o iglesias que brindan servicios a esta población. “Misisipi debería haber aprendido de la experiencia de Alabama, por el contrario Misisipi es el único estado tratando seriamente de aprobar una ley al estilo de Alabama en la presente sesión”, dijo Justin Cox, abogado de la Unión de Libertades Civiles de EE.UU. (ALCU) durante la conferencia.

Además de Alabama, hasta ahora se han promulgado medidas contra indocumentados en Arizona, Carolina del Sur, Utah, Georgia y Alabama a falta de acción de las autoridades federales.

Fuente: laprensasa.com

.

.

Compártenos y Síguenos!!:
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Google Bookmarks
  • MySpace

Previous post:

Next post: