Expertas denuncian invisibilidad y castigo de mujeres inmigrantes en España

13 abril, 2012

Las mujeres inmigrantes en España padecen “invisibilidad” y “castigo administrativo” por su condición de mujer, según han denunciado hoy distintas expertas que han participado en la conferencia “La deportación de mujeres migrantes”.

En el acto, celebrado en el Centro de Información y Recursos para las Mujeres (CIRD), han participado Blanca Gutiérrez, del colectivo Punto 6; Carla Alsina, de Genera-Asociación de Defensa de los Derechos de las Mujeres, y Cristina Fernández Bessa, del Observatorio del Sistema Penal y Derechos Humanos de la Universidad de Barcelona.

Fernández Bessa ha destacado las repercusiones de esta invisibilidad en las políticas migratorias, lo que comporta, por ejemplo, que en el caso de la reagrupación, el permiso de residencia de la mujer dependa del marido o de la persona que migró primero.

Tan sólo el caso de las trabajadoras sexuales rompería con esta dinámica como consecuencia de su visibilidad laboral en la calle, que comporta, según ha denunciado Alsina, “un castigo administrativo mediante ordenanzas y sanciones” y provoca un mayor número de detenciones entre el colectivo de mujeres inmigrantes, llegando al 70 % de los casos.

Carla Alsina ha denunciado también que, bajo la negativa administrativa de regular la prostitución, se está produciendo “un prohibicionismo encubierto” que discrimina doblemente a las mujeres por su condición de trabajadora sexual y por su condición de inmigrante y remarca que el caso de Barcelona es especialmente significativo.

“La ordenanza Cívica que sanciona la prostitución en la calle, provoca que, cuando estas mujeres quieran regularizar su situación en el país con otro trabajo, tengan muchas dificultades para hacerlo”, ha explicado Alsina y ha añadido que en la mayoría de detenciones de trabajadoras sexuales tampoco se atiende si son víctimas del tráfico de personas.

Ambas han denunciado, además, que el CIE (Centro de Internamiento de Extranjeros) de Barcelona, situado en Zona Franca, no dispone de módulos de internamiento para mujeres, de modo que todas ellas son enviadas a Valencia o Madrid, lejos de sus familiares y amistades, hasta el momento de su deportación.

Noticias relacionadas

España comienza su asalto al podio
Suena duro y fuerte el stick golpeando el puck (pastilla), las cuchillas sobre el hielo desgarran el aire, «raaaaas», y Luciano Basile eleva sus indicaciones en inglés por encima del ruido. Sus …

Fiona Tan: «Tendemos a olvidar nuestro origen»
Es una pieza sutil, pequeña, que habla de la invisibilidad. Hablando de viajes: quizás todos seamos inmigrantes sin saberlo; que todos migremos como la isla.

Asociaciones de gitanos denuncian la segregación escolar de los niños en «colegios gueto»
Varias asociaciones de gitanos han denunciado la segregación escolar que sufre la población infantil gitana en los que denominan como «colegios gueto», según pone de manifiesto un informe en el que …

Inversión en dignidad
Estos cubanos, en gran parte intelectuales, llevaban presos desde la siniestra Primavera Negra del 2003 en que el régimen de Castro optó por una gran operación de castigo contra la disidencia.

Un enigma llamado Francisco Tario
Estuvo casado con una bellísima mujer, Carmen Farell, fallecida en 1967.

Fuente: abc.es

.

Compártenos y Síguenos!!:
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Google Bookmarks
  • MySpace

Previous post:

Next post: