14.374 bolivianos dejan España por la crisis

21 abril, 2012

Imagen 14.374 bolivianos dejan España por la crisis

Más de 40.000 personas se van por la caída en la actividad económica en 2011 según un informe del INE español. La migración de los bolivianos bajó 7,2%.

La crisis golpea a los inmigrantes latinoamericanos. El número de extranjeros residentes en España cayó por primera vez en 2011, tras un crecimiento muy débil en años anteriores, un descenso que concierne principalmente a los inmigrantes de Ecuador, Colombia, Argentina, Perú, Bolivia y Paraguay.

Unos 14.374 bolivianos se fueron en el último año debido a la caída en la actividad económica, un 7,2% de los 184.706 nacionales residentes en ese país, según cifras oficiales.

En desaceleración tras el estallido de la crisis y el endurecimiento de las políticas de inmigración, la cifra de extranjeros cayó un 0,7%, con 40.447 personas menos, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) al 1 de enero de 2012 que serán confirmados a finales de año.

El número de inmigrantes en España bajó así de 5,75 millones en 2010 a 5,71 millones en 2011.

Esta es la primera caída de la cifra de extranjeros desde 1998, año en que el INE comenzó esta estadística.

Si durante una década España registró un auge de inmigración que vio el número de extranjeros pasar de 500.000 personas en 1996 a unos cinco millones en 2006, la tendencia ya se había desacelerado en los últimos años.

Tras el estallido de la crisis en 2008, el aumento fue de 7,1% en 2009 y de 0,4% en 2010.

En 2011, se registró una fuerte caída de inmigrantes procedentes de fuera de la Unión Europea y entre ellos los latinoamericanos.

El mayor descenso por nacionalidades corresponde a los ecuatorianos cuyo número descendió en un 15,1%, pasando de 360.710 en 2010 a 306.380 en 2011. Siguieron los colombianos con una contracción de 10,4% (244.670 personas en 2011) y los argentinos, que disminuyeron en 10,2% (108.390).

También se redujo el número de peruanos residentes en España, en 8,1% (121.851 en 2011), de bolivianos en 7,2% (184.706) y paraguayos en 0,4% (87.536).

El único país latinoamericano cuyos residentes aumentaron en España fue la República Dominicana, que con un 1,2% más vio su cifra de inmigrantes situarse en 92.231.

Otras nacionalidades extraeuropeas incrementaron fuertemente su presencia en el país, como los paquistaníes (+13,5% con 79.626 personas) y los chinos (+5,2% con 175.813 residentes en 2011).

Reflejos de la recesión

- Servicios. El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, reconoció ayer: “En este momento no hay dinero para atender el pago de los servicios públicos. No hay dinero, hemos gastado muchísimo en los últimos años”.

- Tormenta. El profesor de Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, Fermín Bouza, alerta que España se encuentra frente a una inminente “tormenta perfecta”, dado que la crisis está arrasando con todo.

- Banca, en riesgo. El principal banco alemán Deutsche Bank considera “prioritario” recapitalizar el sector financiero español y cree que para ello será necesario una inyección de dinero público, que podría provenir de Europa.

Bolivia, sin condiciones  para volver

René Pereira Morató  / Director del IIS-UMSA
Los bolivianos, al igual que los otros colectivos migrantes, sufren los impactos de la recesión mundial y específicamente los que residen en España.

La crisis hispánica del empleo arroja cifras dramáticas.

No obstante, los bolivianos, con una gran experiencia en el comercio y empleo informal aprendido en este país donde este tipo de actividad económica es la dominante, están dando muestras de ejercitar un conjunto diverso  de estrategias, pero entre ellas no se encuentra el retorno al país.

Los más impactados han sido los bolivianos que se encuentran en España en el sector de la construcción y la industria manufacturera, pero los que se encuentran insertos en otras ramas de servicios como en las cadenas de servicio en hogares, el comercio y la hotelería han sido menos impactados. A pesar de algunas estimaciones que decían lo contrario, el retorno de los migrantes bolivianos no es aun significativo.

Bolivia es un país de emigración, por sus condiciones estructurales adversas y porque específicamente la población percibe que el empleo es escaso así como los ingresos bajos. Bolivia, sistemáticamente ha mostrado una tasa negativa de migración internacional. Eso indica que la población extranjera no mira a nuestro territorio como un país de acogida.

Fuente: eldeber.com.bo

.

.

Compártenos y Síguenos!!:
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Google Bookmarks
  • MySpace

Previous post:

Next post: