España: Cáritas planifica una consulta con médicos voluntarios para 1.600 extranjeros sin papeles

1 mayo, 2012

Cáritas diocesana de León vuelve a dar la cara y planifica la apertura de una consulta para que médicos voluntarios de León atiendan a los inmigrantes indocumentados a los que la sanidad pública dejará de prestar asistencia a partir del 1 de septiembre.

La medida afectará en León a 1.596 extranjeros sin recursos y sin papeles (883 son hombres y 713 son mujeres), según los datos que maneja la Gerencia Regional de Salud. Los inmigrantes indocumentados suponen el 0,34% de total de la población con tarjeta sanitaria en León, que a fecha 1 de marzo del 2012 sumaban 469.612 personas.
El Real Decreto-ley 16/2012 de 20 de abril, publicado el Boletín Oficial del Estado el día 24 especifica que los extranjeros no registrados ni autorizados como residentes en España recibirán sólo asistencia sanitaria de urgencia por enfermedad grave o accidente hasta el alta médica, en el embarazo, parto y postparto y a los menores de 18 años.

«Estamos muy preocupados», asegura el secretario general de Cáritas de León, Manuel Enrique González. «Vamos a llevar la medida a la comisión permanente, necesitaremos un local y contar con médicos voluntarios que acudan una o dos veces por semana a pasar consulta. Pediremos los permisos necesarios».

Hay que actuar rápido. La crisis ha multiplicado las peticiones de ayuda. El último informe de Cáritas de León cifra en 5.541 euros lo que el organismo oficial de la Iglesia destina al pago de medicinas a personas que no pueden asumir el gasto de medicamentos, un 227% más que en el 2007, año en el que comenzó la crisis económica, en el que la ayuda para fármacos fue de 1.693 euros.

Derecho constitucional

«Cáritas no debe ni puede sustituir al Estado», asegura el secretario general, «ya hemos tenido contactos con el Gobierno, lo que nos queda es hacer una denuncia pública».

«Es un derecho constitucional», asegura Vicente Guillán, responsable de Planificación y Análisis. «Creemos que el Gobierno confunde el turismo sanitario o lo que gastan los extranjeros jubilados que viven en la costa, con las necesidades reales de los inmigrantes que llegan sin recursos. Ellos apenas acuden a los servicios médicos, sólo en caso de extrema necesidad. No se puede meter a todos en el mismo saco». Cáritas también teme un «colapso» de los servicios de urgencias «que son más caros que un médico de atención primaria»

Heidy Oconor
Colombiana

Heidy es colombiana. Tiene 29 años y lleva tres meses en España. Está sin papeles y no tiene permiso de residencia. «No tengo tarjeta sanitaria. Estoy en paro. Cáritas me está ayudando a regularizar mi situación. Hace unos días estuve con gripe. Vivo con una compatriota colombiana que me ayuda. No es justo que nos quiten la prestación sanitaria. La salud es lo primero. Estamos en manos del Gobierno. Espero encontrar trabajo cuidando niños o personas mayores».

Michel Santoña
República Dominicana

Michel tiene 39 años. Llegó a España desde la República Dominicana hace año y medio. Nunca ha tenido que ir al médico. «No he estado malo nunca. No opino sobre las decisiones del Gobierno español, pero creo que son una afrenta. Estoy tramitando los papeles, que espero que lleguen pronto. Mi mujer trabaja en León, es peluquera. Yo también soy peluquero, pero vendo cosméticos».

Fuente: diariodeleon.es

.

.

Compártenos y Síguenos!!:
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Google Bookmarks
  • MySpace

Previous post:

Next post: