España: Recetas contra el racismo

2 julio, 2012

Imagen-Espana: Recetas contra el racismo

Ciudadanos de más de 20 nacionalidades comparten sus secretos culinarios en el certamen ‘Arroces del mundo’.

Un aroma multicultural se adueñó ayer de la plaza Etxauri del Casco Medieval. A lo largo de toda la mañana, 25 grupos calentaron fogones con motivo de la celebración de la octava edición de ‘Arroces del mundo’ dentro del programa festivo del barrio.

Ciudadanos de Senegal, Malí, Colombia, Guinea Ecuatorial, Argelia, Rumanía, y así hasta más de 20 nacionalidades diferentes compartieron sus recetas culinarias. El plato del día, básico y sabroso: arroz. Los cocineros tan sólo necesitaron llevar los ingredientes complementarios y las cazuelas adecuadas, ya que los responsables de la iniciativa se encargaron de proporcionarles sal, aceite y el propio arroz.

A la cita culinaria acudieron tanto asociaciones como particulares dispuestos a sorprender a los que, ya fuese por hambre o por las ganas de pasar un rato agradable, participaron en la comida popular que tuvo lugar a las dos del mediodía. Esta iniciativa ciudadana tiene año tras año como objetivo «reivindicar la multiculturalidad y el derecho de poder relacionarse con los vecinos vitorianos, sea cual sea su nacionalidad», explicaron sus organizadores. La actividad ha ido en aumento en las últimas ediciones, ya que en la primera apenas participaron media docena de grupos.

Pero intercambiar recetas de arroces de todo el mundo no fue más que una excusa para celebrar la diversidad. Miriam Dávila, una de las veteranas, procedente del norte de Perú, aseguró que «es más importante la camaradería que se forma, el buen ambiente». Su opinión era compartida por Kaly Hawa Laïco y sus compañeras de Malí de la asociación de mujeres. «Repetimos porque nos gusta el reencuentro, el contacto con otras culturas», reconocieron. «Además, nuestro arroz está delicioso, el año pasado acabaron con todo», recordaron.

«El secreto está en el cariño»

La plaza Etxauri fue, además, el lugar adecuado para intentar buscar una solución a los problemas que surgen con la convivencia. Mamadou Alimou Balde, presidente de ‘Elkarrekin apoyo mutuo’ y de 20 años, explicó cómo «el fin de semana pasado no me dejaron entrar en una discoteca por mi nacionalidad. Aquí podemos hablar de esas cosas».
La música se encargó de poner fin a una jornada culinaria de lo más variada, con paellas africanas, tortitas o arroces ‘a la donostiarra’, y un mismo ingrediente para todos. «¿El secreto? El cariño. Tiene mucho cariño», garantizó Jason Guerra, de Ullíbarri de los Olleros.

Fuente: elcorreo.com

.

.

Compártenos y Síguenos!!:
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Google Bookmarks
  • MySpace

Previous post:

Next post: