Los emigrantes tendran diputados y senadores propios elegidos por zonas del planeta. La iniciativa del PSOE puede salir adelante: ha sido bien recibida por el PP

24 agosto, 2012

Imagen - Espana: Los emigrantes tendrán diputados y senadores propios elegidos por zonas del planeta

Con la reforma de la ley electoral como tema de fondo, el PSOE va a defender en el segundo periodo de sesiones del Congreso la creación de una nueva circunscripción en las dos Cámaras para que los votos procedentes de inmigrantes españoles tengan escaños propios. La vieja reivindicación de los socialistas gusta también al PP.

La vuelta de la actividad parlamentaria en el Congreso de los Diputados, tras el ‘parón’ del verano, traerá consigo la negociación entre el PP y el PSOE para reformar el sistema que permite a los españoles residentes en el extranjero votar en las elecciones generales, autonómicas y municipales.

A la espera de un cambio en profundidad de la actual ley electoral, los dos principales partidos buscan un acuerdo para eliminar el llamado “voto rogado”, que obliga al inmigrante a reclamar expresamente su derecho a participar en las elecciones. Las trabas que acarrea este método provocaron que en los comicios del 20-N sólo votara el 4,96% de los españoles residentes en el extranjero.

Pues bien, según ha sabido El Confidencial Digital, el PSOE aprovechará la tramitación parlamentaria de esta reforma para proponer al PP la creación de una circunscripción propia para que los españoles residentes en el extranjero elijan a sus representantes por zonas geográficas, en Congreso y Senado.

Ya existe en Francia e Italia

Fuentes socialistas explican a ECD que el objetivo es “implantar en España un sistema similar al que existe en otros países europeos, como Francia e Italia, que crearon una circunscripción electoral para que sus emigrantes estuvieran representados en los parlamentos nacionales”.

Efectivamente, en el sistema electoral de Francia, renovado en 2009, los que viven en el extranjero eligen a once diputados: seis procedentes de Europa, dos de América y África y uno entre Asia y Oceanía. Por su parte, Italia también posee la llamada “circunscripción exterior”, que reserva un total de 18 escaños (12 diputados y 6 senadores)  para los votos de sus emigrantes.

Desde el PSOE afirman no tener aún una cifra específica sobre el número de escaños que habría en Congreso y Senado para los emigrantes, aunque, teniendo en cuenta el número de españoles que viven en el extranjero y tienen edad de votar -1.558.851 según el último informe del INE-, “estaríamos hablando de unos 15 parlamentarios para cada una de las dos Cámaras”.

Sobre el reparto de las zonas geográficas, “propondremos la creación de listas para Europa, Sudamérica, Norteamérica, África, Asia y Oceanía”. A imitación del modelo francés, los destinos con más emigrantes españoles, como Sudamérica o Europa, tendrán un mayor número de escaños que el resto.

Acogida positiva por parte del PP

La creación de una circunscripción propia para los emigrantes no es una reivindicación nueva en el PSOE: durante el Gobierno de Zapatero, el entonces ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, ya propuso un cambio en la ley electoral para impulsar esa iniciativa, aunque finalmente no se llevó a cabo.

Ahora, y después de constatar la poca participación de los españoles residentes en el extranjero en los comicios, el Partido Socialista ha vuelto a impulsar este proyecto, que ha sido bien recibido por el PP.

Las fuentes consultadas por ECD explican que “las negociaciones con el Partido Popular se iniciaron a finales de mayo, cuando presentamos a la Mesa la Proposición no de Ley sobre este asunto”.

Desde entonces, “en las conversaciones que hemos mantenido con representantes del PP se nos ha transmitido que el proyecto tiene posibilidades de llevarse a cabo, aunque habrá que debatir en qué términos y los plazos”.

En este sentido, en el PSOE reconocen que la medida “tendrá una aplicación más fácil en el Senado, ya que la Constitución es más flexible con el número de escaños en la Cámara, y no será tan fácil llevarla a cabo en el Congreso”.

Los socialistas saben que ampliar el número de diputados en la Cámara Baja “supone una reforma en profundidad, además de ser una medida impopular porque implicaría más sueldos y gasto público”, aunque recuerdan que “también se puede reservar a esa nueva circunscripción una parte de los 350 escaños ya existentes”.

Fuente: elconfidencialdigital.com

.

.

Compártenos y Síguenos!!:
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Google Bookmarks
  • MySpace

Previous post:

Next post: