Espana: Condenan a dos militantes de CGT por ayudar a inmigrantes

15 septiembre, 2012

Espana: Condenan a dos militantes de CGT por ayudar a inmigrantes

Dos miembros de los Movimientos Sociales de Terrassa y afiliados a la CGT, han sido condenadas por faltas de respeto y desobediencia a los agentes de la autoridad.

Los hechos sucedieron el 1 de diciembre de 2011 en la comisaría de los mossos de escuadra de Terrassa. Los dos compañeros fueron para interesarse sobre una detención que había efectuado de forma irregular y con violencia.

Iban acompañados de la mujer de uno de los detenidos y querían saber cómo se encontraban, si habían tenido que ir al médico, si habían recibido asistencia de abogado y si lo podían visitar. La pareja de mossos que había en comisaría no facilitó esta información, en cambio se mostraron en tono burlesco y comenzaron a faltar al respeto a la mujer del detenido y los acompañantes. Dijeron que comunicarían la detención cuando ellos quisieran, que si estaban detenidos “algo habrían hecho”, también dijeron que los “estaban torturando” y que “marcharan a casa”.

Ante esta situación se decidió interponer un “habeas corpus” para que los detenidos pasaran a declarar ante el juez, pudieran quedar en libertad y acudir al médico a hacer reconocimiento médico y curar heridas, y finalmente reencontrarse con las sus familias. Pero el juez no lo aceptó y los detenidos pasaron el fin de semana en comisaría y el lunes fueron llevados a juzgados a declarar y posteriormente quedaron en libertad con cargos.

Pero la cosa no acabó ahí, los mossos no les bastó con negar información sobre los detenidos y marear y confundir a amigos y familiares, y presentaron una denuncia contra los dos solidarios, que habían ido a acompañar a la mujer del detenido, por disturbios, llamar a comisaría y amenazar e insultar a los agentes. Al cabo de unas semanas fueron juzgados y condenados. Hace unos días recibieron la notificación de que el recurso presentado en la Audiencia Provincial había sido desestimado y se confirmaba así dos condenas de 200 euros y 240 euros de pena multa respectivamente, permutables por unos 20 días de prisión para cada una.

Queremos denunciar este caso más de abuso de poder, donde la acción de los mossos deja en evidencia hasta qué punto pueden llegar para tapar sus malas prácticas, deteniendo y agrediendo a dos ciudadanos que sólo pretendían ayudar ante una situación que los parecía injusta y luego denunciando a aquellas personas que sólo pedían que se garantizaran los derechos de los detenidos. Quién controla los que nos controlan? ¿Cómo podemos actuar ante una situación que no creemos justa sin ser detenidas y / o denunciadas? De que sirven los derechos si no los podemos usar? Estos hechos son especialmente relevantes cuando en el Informe de la Tortura en el Estado español remarca que una parte importante de las denuncias registradas son contra los Mossos d’Esquadra.

Otro hecho que queremos denunciar es la campaña de acoso policial y judicial al compañero también encausado en esta condena, persona conocida en la ciudad por su vinculación a los movimientos sociales y por su actividad como sindicalista (Secretario de Acción Social de la FL de la CGT en Terrassa). En seis meses ha tenido tres juicios (los tres son denuncias de los mozos por falta de respeto, desobediencia o desórdenes) y una multa derivada de la manifestación del 1 º de Mayo en la ciudad.

Con el aumento de recortes sociales y laborales, de la Estado Español y la Generalitat de Cataluña, hemos visto como ha aumentado la prepotencia y la violencia policial. Cualquier muestra de oposición a los recortes o la conducta policial son respuestas con represión: llenando los estantes judiciales de causas contra las que podrían no tener papeles, las que han perdido la casa o el trabajo, de las que se atreven a exigir el su derecho a una educación de calidad, pública y en catalán y / o una sanidad universal y de calidad; de aquellas que pasan hambre; de aquellas que sienten la necesidad de salir a la calle y decir ¡Basta!, o de las que exigen sus derechos fundamentales negados con la mala praxis policial, política y judicial que protege el status quo capitalista y pretende que paguemos sus recortes a costa de nuestra esclavitud, nuestra salud y nuestra educación. Y si nos quejamos, nos invaden con multas, penas-multa y fianzas, haciendo un chantaje a la persona, en que se le ofrece la “libertad” o el “perdón” a cambio de dinero, una medida clasista (quien tiene dinero no va a la cárcel o no será perseguida fiscalmente) que pretende que asumamos nuestra “culpabilidad” y que además pagamos los platos rotos del sistema capitalista.

Fuente: alasbarricadas.org

.

.

Compártenos y Síguenos!!:
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Google Bookmarks
  • MySpace

{ 3 trackbacks }

Previous post:

Next post: