Espana: Diez anios de carcel para el policia que extorsionaba y abusaba de inmigrantes

3 octubre, 2012

Espana: Diez anios de carcel para el policia que extorsionaba y abusaba de inmigrantes

Aprovechaba su falta de papeles para forzarlas sexualmente, siempre mostrando su placa reglamentaria como garantía de impunidad.

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado al policía nacional Antonio I.S. a 10 años de prisión por un delito de agresión sexual y dos de abusos sexuales al aprovecharse el agente de su condición para atacar a tres mujeres entre junio de 2010 y marzo de 2011, en Madrid.

Su modus operandi era, vestido de paisano, abordar a mujeres con aspecto de inmigrante, pedirles los papeles y, con la excusa de examinar estos o bien con el pretexto de su ausencia, obligarlas a dejarse tocar o a realizar actos sexuales, siempre con su placa de policía como garantía de impunidad.

Su primera víctima fue María Margarita S.G., venezolana de 31 años, y curiosamente también ella misma estuvo a punto de ser la última: un año después de la primera agresión, Antonio intentó repetir la jugada con ella misma en una tienda Bershka de Bravo Murillo. La mujer recurrió a una pareja de agentes que pasaba por el lugar y el hombre fue detenido.

Los hechos arrancan el 16 de junio de 2010, cuando el agente, de paisano, aborda a Mª Margarita S.G. en la calle Piñeiro de Madrid, y le muestra su placa reglamentaria. Al no tener papeles ni residencia legal, el Policía le dice a la mujer que debe llevársela a comisaría, previa parada en el domicilio de ella para que recoja sus efectos personales.

Ya en el domicilio, el acusado obligó a la mujer “a ponerse un traje de fiesta”, explicó la Fiscalía en el juicio, mientras le decía frases como “que me la chupes, mami” y “tú tienes que saber hacer esto”. Luego la sentó en la cama, le abrió las piernas y sacando su miembro se lo intentó introducir en la boca. Al negarse ella, le soltó: “Eres una sosa”.

Tras esto la puso boca abajo y la penetró vaginalmente hasta eyacular, tras lo cual se fue, no antes decirle que no podía denunciarle por estar en España ilegalmente. El 7 de marzo de 2011, en la calle San Raimundo, 26, Antonio I. abordó a Miriam S.T., ecuatoriana, 24 años. Dudando de sus papeles, la acompañó al domicilio de la mujer. En el ascensor, con el pretexto de cacharla por si llevaba armas o drogas, la tocó en la “zona mamaria” para satisfacer su deseo sexual.

Ya en el domicilio, la mujer fue a quejarse a su madre, de 45 años, que daba de mamar a un bebé recién nacido. Con ánimo libidinoso, el policía Antonio I. echó del lugar a la hija y le tocó los pechos a la madre, que se incorporó “con el lactante en brazos” y le afeó su conducta. Así, el policía, aparentemente avergonzado, llegó a firmar un papel con una identidad policial falsa de su puño y letra.

Fuente: Diario El Mundo

.

.

Compártenos y Síguenos!!:
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Google Bookmarks
  • MySpace

{ 1 trackback }

Previous post:

Next post: