Los espartanos desembarcan en Italia

15 noviembre, 2012

Imagen-Los espartanos desembarcan en Italia

Quieren abandonar el euro y utilizar el “trueque” para el comercio internacional. Declaran la guerra a la banca y la especulación. Pretenden liderar una “revolución” que no es “ni de derechas ni de izquierdas”.

La versión italiana de Amanecer Dorado ha echado a andar. Mismo lenguaje y mismo símbolo utilizados por el movimiento de extrema derecha que en Grecia ya cuenta con 18 diputados. Pero el partido de Alessandro Gardossi no es una franquicia: “Sólo utilizamos su emblema, pero somos independientes”.

Amanecer Dorado, que prevé desembarcar este mes también en España, formalizó su existencia en Italia el pasado 25 de octubre. Casi nadie se dio cuenta. Probablemente, ni siquiera Beppe Grillo, el cómico genovés que ha liderado a los indignados italianos hasta convertirlos en la segunda fuerza política del país en intención de voto. El líder del MoVimiento 5 Estrellas (M5E) lo ha repetido una y otra vez: “Cuando la crisis económica provoca un vacío de poder aparecen nuevos poderes violentos, como Le Pen en Francia o Amanecer Dorado en Grecia.

Nosotros, sin embargo, hemos hecho lo contrario, hemos llenado ese hueco con ciudadanos honestos. Deberían darnos las gracias”. Pero de momento quién da las gracias a Grillo es el jefe de Amanecer Dorado, que no ha tardado en convertir al fantasma agitado por el cómico genovés en un partido político con todas las de la Ley. ”Quería que la profecía de Grillo se convirtiera en realidad: ‘Si no ganamos nosotros, llegará Amanecer Dorado’. Y aquí estamos”, explica Gardossi a ‘La Stampa’.

Sin embargo, el líder de la nueva formación política no quiere que la opinión pública confunda su partido con el homónimo movimiento extremista griego, cuyos miembros se han distinguido -entre otras cosas- por propinar bofetadas a sus rivales en un programa de televisión o por amenazar con sacar a punta de pistola a los inmigrantes de hospitales y guarderías.

‘Campos de recogida’

“La inmigración es la fiebre, pero la enfermedad es otra”, matiza Gardossi: “El problema es que los países pobres han vendido sus recursos a las multinacionales. Bloquear a los inmigrantes en las fronteras o expulsarlos no es suficiente. Nosotros defendemos la creación en las costas libias de unos confortables campos de recogida (sic) para prófugos”.

De todas formas, la versión italiana de Amanecer Dorado no habla tanto de inmigración como de crisis económica. Su propuesta más llamativa es el intercambio de bienes a nivel internacional a través del trueque. “Por el gas ruso, por ejemplo, pagaremos con tecnologías avanzadas y productos industriales de calidad”. O sea, nada de dólares o euros. Y, si las relaciones con el Kremlin se complican, no faltan alternativas. La primera, implementar una “estrecha colaboración energética” con los “hermanos venezolanos” y una “relación especial” con Argentina, ya que la clase dirigente de los dos países latinoamericanos “es de origen italiano”, según explica el propio Gardossi en la web oficial de su partido.

Revolución bancaria

Pero el enemigo público número uno es la banca. Por eso, Amanecer Dorado quiere nacionalizar el sistema crediticio. Todas las hipotecas y los préstamos tendrán que pasar por el Banco de Italia. Sólo así, dicen, será posible poner coto a la inflación que genera el actual sistema, en el que las entidades financieras privadas “crean dinero desde la nada” concediendo créditos a los inversores, que son los que acaban llenando este vacío al pagar los intereses de las deudas contraídas. Según Gardossi, todo esto es un “fraude” sistémico. Un fraude que, además, se repite a escala internacional. De ahí la propuesta de rechazar todo préstamo que conlleve el pago de intereses a otros países.

Al fin y al cabo, todo el dinero que haga falta lo puede imprimir el Banco de Italia cuando sea nacionalizado y deje de trabajar por los intereses de las entidades financieras privadas, que hoy son sus “accionistas”. Según Amanecer Dorado, se puede imprimir moneda hasta que haga falta. Lisa y llanamente. Lo importante es mantener los “precios constantes” y la confianza de los ciudadanos. Eso sí, “con todos los medios lícitos posibles”.

Sobre el símbolo del partido, que recuerda a una cruz gamada, Gardossi asegura que sólo se trata de una greca, una decoración típica del país mediterráneo que quiere simbolizar la “cuna de la civilización” europea. “Por eso destaca sobre un fondo azul, como la actual bandera de la UE, aunque hoy el estandarte europeo sólo representa a la unión de los bancos y no a la unión de los pueblos europeos”, asegura el líder del nuevo partido, que para simbolizar ese espíritu unitario de lucha en la portada de su web no ha encontrado nada mejor que la imagen de Leónidas, el rey espartano de ’300′. Toda una invitación a pasar a la acción.GIONATA CHATILLARD

  Fuente: italiaaldente.com

 

 

Compártenos y Síguenos!!:
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Google Bookmarks
  • MySpace

Previous post:

Next post: