Los migrantes asiaticos desplazan a latinos en EEUU

7 diciembre, 2012

Imagen-Los migrantes asiaticos desplazan a latinos en EEUU

La presencia de migrantes asiáticos va en ascenso en EU, mientras la de los hispanos evidencia una descenso paulatino. Cambian las tendencias étnicas en Estados Unidos.

La cifra de inmigrantes indocumentados en la Unión Americana bajó de 12 millones en 2007 a unos 11.1 millones de personas el año pasado, en gran medida por una disminución de los hispanos. Pero el otro dato significativo es que por primera vez desde 1910 los inmigrantes desde países asiáticos superaron a los que provienen de México y otras naciones de América Latina, informó ayer la Oficina del Censo.

Los datos de la Encuesta de Comunidades 2007-2011 divulgados ayer confirman dos tendencias descritas por expertos: una disminución en el número de inmigrantes indocumentados después de una década de incrementos, y la sustitución de asiáticos en lugar de latinoamericanos como el grupo con más inmigrantes. La última oleada de asiáticos que superó a los hispanos fue hace 100 años.

Por países, la mayoría de los asiáticos provienen de China, Filipinas e India, seguidos a más distancia por vietnamitas, surcoreanos y japoneses.

Por otro lado, los asiáticos son los inmigrantes “con mayor nivel de educación en la historia de EU”: un 61 % de los adultos que llegan desde Asia en los últimos años tiene al menos una licenciatura, el doble que la media de los inmigrantes no asiáticos de los recientes años.

De acuerdo con los demógrafos, es improbable que la inmigración ilegal de hispanos —80% de toda la inmigración sin autorización proviene de Latinoamérica— se acerque de nuevo a su pico de mediados de la década de 2000, debido en parte a la debilitada economía estadounidense y una aplicación más dura de las leyes, pero también al envejecimiento de la población mexicana.

El hallazgo presagia una batalla cuesta arriba para los republicanos, quienes la semana pasada aprobaron una ley en la Cámara de Representantes que podría ofrecer la ciudadanía a un grupo limitado de estudiantes extranjeros con grados avanzados, pero que están muy divididos sobre la conveniencia de buscar medidas más amplias sobre inmigración.

En total, el mayor aumento de la inmigración en la historia moderna de Estados Unidos podría quedar en los registros como el que ocurrió desde mediados de la década de 1990 hasta principios de la de 2000, con residentes sin permiso legal que ya llevan 10 años o más asentados en Estados Unidos.

Un estudio divulgado hace seis meses por el Centro Hispánico Pew, institución privada e independiente de estudios sociales, mostró que se ha revertido el flujo de mexicanos a través de la frontera, y que ahora son más los mexicanos que se vuelven a su país que los que ingresan a la Unión Americana.

Estos cambios en el traslado de poblaciones son resultado de la recesión económica en EU entre finales de 2007 y julio de 2009, que restringió la demanda de mano de obra, y de una mayor vigilancia en la frontera y la deportación en cada uno de los últimos tres años de cifras sin precedentes de indocumentados.

FLUJO ESTABLE

Presencia mexicana

La inmigración mexicana, que ha ayudado a satisfacer las necesidades de la agricultura, la atención de salud en los hogares y otros trabajos de bajos salarios en el país, se ha estabilizado, informa Jeffrey Passel, demógrafo del Centro de Investigación Pew y ex funcionario de la Oficina del Censo. Dijo que las políticas de inmigración de Estados Unidos tendrán un impacto significativo para determinar la futura fuerza de trabajo estadounidense, que se prevé se contraiga para 2030. Con información de AP/EFE

TECHO DE DEUDA, MANZANA DE LA DISCORDIA

Un abismo separa a legisladores demócratas y republicanos. Ninguno cede. Conforme se acerca el plazo de fin de año, el duelo entre demócratas y republicanos sobre el “abismo fiscal” estadounidense se concentró en una renovada pugna sobre aumentar el techo de deuda del país, mientras ambas partes buscaban una ventaja política y de relaciones públicas.

El “precipicio fiscal” comprende alrededor de 600 mil millones de dólares en aumentos de impuestos y recortes de gastos automáticos que comenzarían a regir a principios de 2013. Los legisladores tienen la opción de evitarle a los habitantes severas afectaciones impositivas y sociales.

Una escaramuza procesal mayormente partidista se desató en el Senado estadounidense cuando los republicanos intentaron proponer una votación sobre el techo de deuda, en un aparente esfuerzo por reenmarcar el debate en términos más favorables y ganar algo de influencia.

Los republicanos se han mostrado preocupados en forma pública y privada durante toda la semana por estar perdiendo la guerra de las apariencias en la refriega sobre el “abismo fiscal”.

Ayer, un sondeo de la Universidad de Quinnipiac mostró que los que respondieron confían más en el presidente Barack Obama y en los demócratas que en los republicanos en lo que respecta a las negociaciones sobre el “precipicio fiscal” por un amplio margen, un 53% contra un 36 por ciento.

Fuente: informador.com.mx

 

Compártenos y Síguenos!!:
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Google Bookmarks
  • MySpace

Previous post:

Next post: