Nace el Cristo Migrante

26 diciembre, 2012

Nace el Cristo Migrante

“Ya viene el Niño Dios”, “Hoy nacerá el Niño Manuelito “, “¿Qué te ha regalado el Niño?”, son frases que hemos escuchado en la infancia perdida en las montañas, valles, llanos o playas de Latinoamérica. Algunos niños unían sus manos para rezar y otros cantaban villancicos y miraban la “Estrella de Belén” por encima de María, José y los Reyes Magos.

Eran tiempos en que un abrazo y un “Feliz Navidad” valían más que un regalo depositado al pie del pesebre. Eso sí, había la mejor comida preparada por las maravillosas manos de nuestras madres y abuelas. ¿Se acuerdan?…

Este mes, los inmigrantes encontrarán otras estrellas en el cielo y en los centros comerciales brillará el oropel de la figura de Papá Noel o Santa Klaus, con familias que muestran la opulencia en los regalos, todo lo contrario a la extrema humildad con que nació el Niño Jesús.

Ahora relucen más los billetes y los spots publicitarios de los rascacielos, que han logrado eclipsar la estrella de Belén y la Buena Nueva que ella trae.

En la TV hay entrevistas a norteamericanos que dicen que Navidad implica sobre todo hacer “shopping”,y también a franceses y suizos que se dedican a “acheter” (comprar “ o a alemanes que gastan mucho “Geld” (dinero).

Si nos fijamos bien, Jesús fue uno de los más famosos migrantes de la Historia. Escapó con sus

padres de las garras de Herodes y caminó por todo Israel, primero aprendiendo y luego predicando.

Rodeado de multitudes y seguido de cerca por sus apóstoles, caminó sin fatiga “pescando hombres” a la espera de su hora final. Como forastero y renegado de los dogmas de ese tiempo, fue vilipendiado, calumniado y amenazado, fue víctima de intrigas, traicionado por sus propios compañeros y crucificado por la misma gente a la que defendía.

Hoy día muchos latinos han escapado de las garras de la pobreza y tratan de construir un buen futuro, lejos de sus padres o hijos y a veces en condiciones hostiles por no tener “papeles”. Son halagados o criticados, bienvenidos u obligados a irse. Junto a ellos, millones de seres humanos se desplazan de un lado a otro, víctimas del exilio político, económico o ecológico.

Cada latino es un mensajero cultural, pero también un emisario de los valores de nuestros ancestros, de nuestra Madre Tierra.

Hoy más que nunca, la vida es un laberinto y todos estamos condenados o bendecidos para seguir caminando por esta Tierra que es de todos y de nadie. En el avión, el bus o el Metro siempre habrá alguien de un color diferente de piel que tal vez necesite algo. ¿Cómo reaccionaremos?. En el Evangelio de San Mateo, hay una respuesta: “Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis por mí” (Mt. 25:35-36)

La imagen del Niño Jesús también está en tarjetas navideñas o en escenificaciones y cantos, pero yo creo que, sobre todo, está en las manos tiernas de ese niño que nace cada día y que junto con el “pan en el brazo “ trae un montón de preguntas para el mundo en el próximo 2013.

FELIZ NAVIDAD

 

 

Edwin Pérez Uberhuaga-Director aquilatinos.info

 

 

Compártenos y Síguenos!!:
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Google Bookmarks
  • MySpace

Previous post:

Next post: