Los mayas tenian razon, nosotros No, por Edwin Perez Uberhuaga

29 enero, 2013

Edwin Pérez Uberhuaga-Director aquilatinos.info

La posible llegada del fin del mundo, prevista para diciembre del 2012, dio lugar a todo menos a una reflexión sincera como seres humanos. Hubo grandes ventas en supermercados, despedidas simbólicas y alguien ganó más dinero del previsto.

Los científicos decían que las predicciones mayas se referían más a un cambio de ciclo que a un cataclismo. El 23 de diciembre cuando no pasó nada alguna gente se burló de los mayas y siguió su rumbo, sin pararse a meditar en el camino.

Llegaron las fiestas de fin de año y las redes sociales se inundaron de buenos deseos, besos y abrazos en las calles, la alegría de los que ganaron la lotería y la frustración de quienes no pueden regalar a su hogar ni siquiera estabilidad económica.

Ya cesaron los bombos y platillos y parece que todo sigue igual… o peor. Ni el posible fin del mundo, ni el mensaje navideño de Jesús, Papá Noel o los Reyes (perdón por ponerlos juntos), nos han cambiado a nosotros.

Parece que puede moverse el polo magnético, pero nosotros seguimos enclavados en el mismo lugar.

¿Hemos pagado las deudas?, ¿hemos perdonado a los que nos ofenden?, ¿estamos haciendo realidad la frase de “Feliz año” que hemos dicho y escrito?.

Publico editoriales desde hace más de 20 años y habría querido que en esta ocasión el contenido fuese más optimista. Sería lindo describir y no imaginar un mundo realmente nuevo, con valores renovados. Un tiular podçia haber sido: “Ha surgido una generación de seres nuevos”…

Sin embargo, no hubo un cambio personal y tampoco institucional o estatal. Al ver los medios de comunicación cada día nos enteramos de más casos de corrupción cometidos en los países ricos y pobres, donde se roba al prójimo desde sus rentas de vejez hasta la inyección o el pan indispensable para sobrevivir.

Pero lo que más molesta es la IMPUNIDAD que se mantiene para los poderosos, mientras que los débiles son perseguidos. No hay banqueros en las cárceles, pero sí el que robó comida en el supermercado para sus hijos…

La triste lección es que uno debe robar más para así, con más dinero, contratar a los mejores abogados, comprar testigos, manipular documentos y, de darse el caso, pagar la fianza para no entrar a la carcel.

No hay mucho margen para el optimismo. El actual sistema económico se cae y lo hace sobre las espaldas de los más débiles, como siempre.

Los migrantes seguimos sintiendo el rechazo económico, laboral y hasta cultural. ¿A dónde vamos?.

¿Dónde no nos pedirán “papeles” o un determinado color de piel para aceptarnos?. ¿Si volvemos a nuestra casa seremos bien recibidos?.

Hay demasiadas preguntas.

Lo que sí está muy claro es que los latinos no nos rendiremos. Somos “viejos lobos de mar” en esta lucha contra las crisis. Siempre tendremos algo y alguien por quien dar nuestro mejor esfuerzo.

Sólo hay que abrir bien los ojos para aprovechar cualquier oportunidad para ser realmente felices y dormir con la conciencia tranquila…

Esito sería

 

Por: Edwin Pérez Uberhuaga-Director aquilatinos.info

 

 

Compártenos y Síguenos!!:
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Google Bookmarks
  • MySpace

Previous post:

Next post: