Merida: La Junta prepara una nueva tarjeta sanitaria para atender a los inmigrantes

27 marzo, 2013

Imagen-Merida: La Junta prepara una nueva tarjeta sanitaria para atender a los inmigrantes

Dirigentes de la Consejería de Salud y Política Social se reunieron ayer con representantes de asociaciones de inmigrantes para recabar sus aportaciones en la puesta en marcha de un Programa de Atención Sanitaria de Seguimiento (Pascae), que definirá la asistencia que se prestará a los extranjeros no autorizados ni registrados en España como residentes.

El director general de Planificación, Calidad y Consumo, Manuel Granado, y el de Política Social y Familia, Juan Bravo, les transmitieron este proyecto a 22 entidades, entre asociaciones de inmigrantes y otras ONG, para que ayuden a elaborar este programa, con el que se cumple un mandato del Parlamento extremeño. En octubre pasado fue aprobada por unanimidad una propuesta que se instaba a la Junta a dar algún tipo de tarjeta provisional u otro documento identificativo, temporal y renovable, que garantice la cobertura sanitaria de la población inmigrante.

Un real decreto ley estatal de abril del año pasado establece que los extranjeros no registrados ni autorizados como residentes recibirán asistencia sanitaria sólo en los siguientes supuestos: casos de urgencia, embarazo, menores de 18 años, víctimas de trata de seres humanos, solicitantes de protección internacional y cuando exista un convenio entre los dos países.

La Consejería dictará una instrucción, posiblemente en el segundo trimestre de este año, en la que definirá hasta dónde va a llegar la asistencia de estos inmigrantes, «que en algunos casos será total y en otros en base a la documentación que vayan presentando», dijo Granado.

6.000 sin residencia

En la base de datos extremeña figuran 9.000 ciudadanos extranjeros entre comunitarios y no comunitarios con su tarjeta en situación de baja y pendiente de acreditación ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social; 6.000 de ellos tienen caducado el permiso de residencia. Todos ellos tenían un plazo de tres meses, hasta el 1 de septiembre de 2012, para regularizarse, pero la Consejería los ha mantenido con una tarjeta en una situación de baja temporal activa, de tal forma que pudieran recibir asistencia sin ningún tipo de problema.

A partir de ahora, una vez que se publique la citada instrucción, dispondrán de tres meses para arreglar su situación bien por la vía del aseguramiento o por la vía del Pascae, de modo que si no lo hacen «automáticamente se les dará de baja».

.

.

Fuente: hoy.es

.

.

Compártenos y Síguenos!!:
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Google Bookmarks
  • MySpace

Previous post:

Next post: