Las momias egipcias, ¿cautivas o inquilinas en el Museo de Londres?, Por Arturo Prado Lima

22 abril, 2013

Imagen-Las momias egipcias, ¿cautivas o inqulinas en el Museo de Londres?, Por Arturo Prado Lima

Por Arturo Prado Lima


Hace dos años estuve de visita en el Museo de El Cairo. Impresionante. Pero no dejé de pensar por mucho tiempo en algunas tumbas, pedazos de cabezas y piernas, piedras esculpidas sin clasificar, papiros arrugados arrumados en algunos rincones, casi olvidados, diría yo.

Un cierto desorden acumulado durante años y que aparentemente no era otra cosa que la prolongación de la desorganización en los distintos frentes de la vida de la gran capital.

Nuestro guía, hizo alusión a las distintas joyas arqueológicas saqueadas por gobiernos europeos, vendidas por contrabandistas, o simplemente obsequiadas por gobernantes sin escrúpulos. Y muchas, pero muchas, apropiadas como botín de guerra por distintos ejércitos del mundo. Como en Irak, cuya capital, la antigua Mesopotamia, vio cómo su tesoro más sagrado era pisoteado por los ejércitos invasores.

Pero la enorme riqueza arqueológica, base de un turismo fundamental que produce el 6% del PIB, que representa unos 13 mil millones de dólares que dejan unos 15 millones de turistas por año, sin embargo, no tiene el presupuesto adecuado para su conservación y protección. De tal manera que nuestro guía justificaba, en circunstancias especiales, que las principales momias egipcias, por ejemplo, estén a buen recaudo en el Museo de Londres.

Con el tiempo, ante una política desinteresada del gobierno sobre su propia pasado, pueden desaparecer sus valiosas reliquias. Y no es algo ficticio. Hasta las mismas pirámides están en peligro de extinción. Una vez que han escapado al saqueo de constructores inconscientes, que estaban robándose las piedras de las pirámides para sus construcciones privadas y oficiales, vino la alarma de que un virus se estaba comiendo las piedras por dentro. Es una lástima, dijo nuestro guía, pero las piedras de las pirámides están enfermas. ¿También las momias tienen su propio virus?, es la pregunta del millón. De ser así, entonces, las momias que están en Londres sobrevivirían a las de El Cairo. Sólo estas circunstancias específicas justificarían su estancia en un museo europeo cuyo presupuesto para su conservación es mayor que el de los egipcios.

Entramos, con mi hijo Darío, al Museo de Egipto y estuvimos observando largamente las momias. La prohibición de tomar fotografías nos priva de mostrarles las momias de los faraones y sus esposas ancladas en el tiempo y el espacio como ejemplo de su grandeza y su lucha constante contra la muerte. En cambio, si podemos enseñarles algunas momias que permanecen en el Museo de Londres.

Viendo el entusiasmo de la conservación de uno y otro museo, se puede apreciar la diferencia. En Londres están más seguras. Pero ellas deberían estar en Egipto, y no hay pretexto alguno que lo justifique.

En la pasada revolución, cuyo epicentro, la Plaza Tahir, está muy cerca del museo, se llegó a temer por robos y ataques al templo de la civilización egipcia. Grupos de civiles, afortunadamente, formaron piquetes para defender su museo. Así que estas momias , son una reliquia histórica que, una vez afianzada la revolución, si es que abanza, se debería buscar las condiciones adecuadas para su regreso.

.

.

Compártenos y Síguenos!!:
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Google Bookmarks
  • MySpace

Previous post:

Next post: