Espana: Medicos del Mundo denuncia la primera muerte por negar la sanidad a “sin papeles”

6 mayo, 2013

imagen-Espana: Medicos del Mundo denuncia la primera muerte por negar la sanidad a “sin papeles”

  •  Un senegalés no recibió atención en Mallorca pese a padecer tuberculosis
  • Hasta en tres ocasiones fue rechazada su asistencia en el hospital de Inca
  • La Consejería dice que sí fue atendido y que se le diagnosticó una bronquitis

Médicos del Mundo y la coalición econacionalista MES per Mallorca señalan al decreto gubernamental de exclusión sanitaria de los ‘sin papeles’ y a la Consejería balear de Salud como responsables de la muerte de Alpha Pam, un ciudadano senegalés que falleció el pasado 21 de abril de tuberculosis “sin haber recibido atención sanitaria”.

Tanto la ONG médica como el partido político centran sus críticas en la legislación vigente, que impide atender a las personas que no tengan tarjeta sanitaria, entre ellas las que viven en situación irregular.

MES per Mallorca anuncia, incluso, una denuncia penal por “denegación de auxilio” contra el consejero balear de Salud, Martí Sansaloni. Si el historial clínico del hospital de Inca, donde Médicos del Mundo asegura que al joven no se le practicaron pruebas diagnósticas por carecer de tarjeta, demuestra las acusaciones, el decreto que el Gobierno aprobó hace ahora un año podría haberse cobrado su primera vida.

Según el relato de la ONG, a principios de abril el joven acudió al centro de salud de Can Picarfort, donde se le atendió “perfectamente”. Sele administró algún medicamento, pero los médicos sospecharon de una posible tuberculosis y ante la falta de material tecnológico necesario para esas pruebas, lo derivaron al hospital de Inca.

Médicos del Mundo y MES per Mallorca aseguran que Alpha Pam acudió al hospital, donde se le denegó la atención por no tener tarjeta y considerar que su estado no era urgente. Incluso, según los denunciantes, se le advirtió de que tenía que pagar la visita.

Días después, el joven volvió al hospital, “que tampoco le practicó las pruebas necesarias y se limitó a darle ibuprofeno”, cuentan también los amigos del fallecido. Paco Garrido, coordinador de Médicos del Mundo en Baleares, asegura que el 13 de abril, Alpha Pam acudió por tercera vez al centro hospitalario, donde se le negó de nuevo la práctica de pruebas diagnósticas y análisis ante sospechas de tuberculosis”.

Ocho días después, el 21 de abril, el joven murió en su casa “solo y sin asistencia”, en palabras de Fina Santiago, portavoz parlamentaria de MES per Mallorca. El partido presentará en los próximos la denuncia ante las instancias judiciales aunque ya señala como responsable al consejero de Salud, del que pide la dimisión.

Médicos del Mundo sostiene que la muerte del joven es consecuencia directa del decreto gubernamental, que “no sólo pone en peligro la salud del enfermo, sino la pública”. “Nosotros ya advertimos de que habría muertes. Y en este caso se trata de una enfermedad contagiosa, que compromete la salud del individuo y de quienes le rodean”.

En este sentido, los amigos de Alpha Pam -que el sábado organizaron un mercadillo para reunir los 7.000 euros que cuesta repatriar el cadáver a Senegal- aseguran haber sido sometidos ya a pruebas preventivas y estar recibiendo medicación para evita la propagación de la enfermedad, según el diario ‘Ultima Hora’.

La versión de la Consejería de Salud

La Consejería de Salud de las Islas Baleares ha sostenido que el hombre fue atendido tanto por la Atención Primaria como por el Hospital Comarcal de Inca (Mallorca). Según su versión, el 25 de febrero, el paciente acudió a la Unidad Básica de Salud de Can Picafort para ser atendido, donde explicó que hacía un mes que tenía tos y que el hijo de un amigo de la familia estaba ingresado en el Hospital Comarcal de Inca afectado de tuberculosis.

Después de valorar el paciente, la doctora le hizo una prueba rápida —llamada PPD— para descartar la tuberculosis. Tres días más tarde, el 28 de febrero, la prueba dio resultado negativo. Aun así, para asegurarse la doctora remitió al paciente a Urgencias del Hospital Comarcal de Inca para que le hicieran una valoración y una radiografía del tórax con el objetivo de descartar la tuberculosis.

Un mes más tarde, el 5 de abril, el paciente acudió. El motivo de la consulta era tos y dolor a la hora de tragar. El Hospital de Inca no tiene constancia de que el paciente aportara ningún tipo de documentación de las visitas a la atención primaria. La enfermera hizo la selección y el médico de urgencias diagnosticó una bronquitis aguda y le recetó un antibiótico y un antiinflamatorio.

Asimismo, en el informe de alta le recomendaba que acudiera a su médico de familia para evaluar la evolución del proceso. Según la Gerencia de Atención Primaria el usuario no acudió a ningún centro de salud posteriormente.

La Consejería de Salud quiere dejar claro que la asistencia sanitaria queda garantizada, independientemente de la situación administrativa del usuario. Además, recuerda que la atención urgente a las personas inmigrantes en situación irregular es gratuita. Rafael J. Álvarez | Mayte Amorós

Fuente: elmundo.es

.

.

Compártenos y Síguenos!!:
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Google Bookmarks
  • MySpace

Previous post:

Next post: