Los nazis de Tetuan imitan practicas de Amanecer Dorado

11 septiembre, 2014

Imagen-Los nazis de Tetuan imitan practicas de Amanecer Dorado

Detrás de la inseguridad que vive el barrio madrileño con cinco ataques xenófobos se esconde otra discriminación: no reparten alimentos a inmigrantes. Una práctica que aprovecha el hambre y la miseria para enfrentar a los ciudadanos.

Como una trampa en mitad de una ratonera. Llegaron hace un mes al madrileño barrio de Tetuán, ocuparon un edificio y lo bautizaron ‘Centro Social Ramiro Ledesma’. El tributo al admirador de Hitler e ideólogo del fascismo era un farolillo rojo en mitad de una maraña de calles donde el 20% de los vecinos son inmigrantes.

Los nazis llegaron, ocuparon, discriminaron y aterrorizaron. Hasta el momento ya se han producido cinco ataques xenófobos contra inmigrantes del distrito, pero la ideología supera la violencia. “Con independencia de los problemas de inseguridad que allí se generan, porque hay problemas de inseguridad, hay que disociar la ocupación de la otra cuestión: la práctica discriminatoria de carácter xenófobo con el reparto de alimentos”, relata Esteban Ibarra, presidente del Movimiento contra la Intolerancia, a EstrellaDigital.es.

Asegura que este grupo de extrema derecha sólo distribuye comida a ciudadanos españoles. “Este mensaje es el de para ti no hay. Un niño español sí puede tener un litro de leche y un dominicano, no. Es terrorífico”, lamenta Ibarra.

El asentamiento nazi en el barrio de Tetuán no es una cuestión aislada. El molde se reproduce en ciudades como Zaragoza, Valencia, Castellón o Sevilla: “Se lanzan por el mismo camino, a ocupar para atender sólo a españoles”, relata el presidente del Movimiento contra la Intolerancia. Una misma forma de operar que, interpreta, responde a una estrategia ideológica política de un grupo o varios. Para encontrar similitudes hay que mirar al Mediterráneo. “Esta práctica es semejante a la que ha puesto en marcha Amanecer Dorado en Grecia. Divide a las sociedades, rompe la armonía y aprovecha la miseria y el hambre para enfrentar a la gente por los alimentos”.

Ibarra ha hecho una petición a la Fiscalía de delitos de odio de la Comunidad de Madrid ante la creencia de que negar el alimento a inmigrantes es una práctica que promueve la discriminación xenófoba y el odio. Por eso distingue muy bien entre lo que significa una ocupación y lo que se está llevando a cabo dentro de ese edificio.

Un enfoque muy distinto al que ha dado Cristina Cifuentes en una intervención en Antena 3. Mientras la delegada del Gobierno asegura que el problema del barrio de Tetuán es que hay un conflicto permanente entre el centro social La Enredadera, a quienes denomina de extrema izquierda, y el Hogar Social Ramiro Ledesma, Ibarra considera que cuando el dedo apunta a la luna algunas instituciones no quieren ver lo que está diciendo.

Según el presidente del Movimiento contra la Intolerancia, la ocupación de La Enredadera existe desde hace un lustro y no ha dado conflicto en el barrio: “Ahora el tema es que han llegado personas que promueven la xenofobia. Son cosas distintas. Mi consejo es no mezclar las cosas porque parece que todo es lo mismo, que todo es un gran lío y un problema de orden público, pero no lo es. Mi consejo a las instituciones es que interpreten los mensajes de las organizaciones xenófobas y sepan en qué tiempo histórico están viviendo: en el que en Europa hay una ofensiva xenófoba de envergadura”.

La mancha del odio preocupa en una región a la cabeza en la integración de inmigrantes, según el Observatorio de Inmigración de la Comunidad de Madrid. Unas prácticas contrarias al espíritu de una autonomía que lleva como emblema “La suma de todos”.

Fuente: estrelladigital.es

 .

Compártenos y Síguenos!!:
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Google Bookmarks
  • MySpace

Previous post:

Next post: