Peru: Una revista del nacionalismo concertador, entrevista a Walter Echevarria

25 septiembre, 2014

Imagen-Peru: Una revista del nacionalismo concertador, entrevista a Walter Echevarria

Entrevista a su Director Walter Echevarria

Autor: Dr. Carlos Jara Cuevas

Para los lectores de la red mundial hispanohablante del Diario digital internacional MIGRANTE LATINO de España presentamos la entrevista al Director de la reconocida revista “El Nacionalista” el Ing.  Walter Echavarría  Montesinos, peruano nacido en la provincia de Huaral departamento de Lima  sus estudios superiores los realizo en la Universidad Nacional de Ingeniería en la facultad de electrónica en 1980, trabajo en electroperu, entel peru, y otras empresas, formo las empresas Tecintel s.r.l, Itecad, Precytec s.a.c., es además director de las revistas Ingeniería Nacional del Colegio de Ingenieros del Perú, Electricidad y desarrollo, Promociencia, ha recibido importantes premios nacionales e internacionales; Premios por Indas Perú, Sembrando Valores, Fundación Contra el Hambre y la Pobreza, Honoris Causa por Universidad latinoamericana.etc.

Actualmente conduce la dirección de la revista El nacionalista una publicación de contenido serio al abordar las políticas nacionales del actual gobierno del Presidente Ollanta Humala y sobre todo promoviendo las iniciativas del emprendimiento nacional peruano en los ámbitos de la salud, la educación, el trabajo y la empresa esta última muy ligada a las iniciativas de la pequeña y mediana empresa nacional. En esta oportunidad le entrevistamos para que aborder algunas temáticas de la política peruana entre ellas el gran monopolio mediático privado en la libertad de prensa, constituyendo la revista el nacionalista quizá en una de las pocas publicaciones que desde fuera del propio gobierno trata los problemas del país interesados en el desarrollo nacional en democracia frente a la corrupción política y a los intentos de convertir al Perú en un narco-estado, defendiendo frente a ello la defensa de los derechos humanos, la Soberanía nacional  y la seguridad en democracia.

La revista El Nacionalista también abordar proyectos que en el presente son necesarios para el Perú como por ejemplo; la electrificación rural a gran escala. La promoción de un modelo industrial tecnológico exportador, la innovación científico-tecnológica en el ámbito de las telecomunicaciones y la defensa nacional. Otros asuntos que son de interés para el país son las relaciones internacionales a los dos lados del continente La UNASUR y la Alianza Económica del Pacifico. Hace poco ha publicado el número 11 de la revista coincidiendo con su tercer aniversario celebrando una cena de gala en el conocido Club La Unión al costado del Palacio de Gobierno en la Plaza de Armas de Lima.

Quienes conocemos la ruta del actual gobierno del presidente Ollanta Humala y de su esposa Nadine Heredia podemos recordar su visita por Madrid en julio del 2009

VIDEO , y ya se podía advertir su plan político para el Perú que ojala sea de continuidad si nada lo impide para que en el 2016 tengamos una mujer como Presidenta del gobierno. La revista El Nacionalista alberga muchas expectativas para poder alcanzar el espacio nacional de la opinión sin mediaciones ni monopolios mediáticos toda vez que sus buenas prácticas en el periodismo de opinión  contribuyen a fortalecer la democracia en el Perú.
El autor de esta entrevista es el Dr. Carlos Jara Cuevas viene desarrollando sus actividades como Asesor en Gestión pública. Experto en análisis de políticas de Gobierno e inclusión social  y negociación de conflictos de América Latina. Experto en políticas de inmigración, racismo, xenofobia e integración social  de la Unión Europea. Universidad Complutense de Madrid y Universidad Autónoma de Madrid.

 1.- Como surgió la iniciativa e publicar esta revista.

Les  agradezco por la entrevista, como director de la revista El Nacionalista les manifiesto que tome esta iniciativa a raíz de la formación del Partido Nacionalista Peruano bajo la dirección y conducción del Comandante Ollanta Humala Tasso conjuntamente con su esposa Nadine Heredia Alarcón y un equipo muy bien fortalecido desde el año 2005, la necesidad de tener un medio de difusión de la propuesta del partido nacionalista, con el lema de la inclusión social y contra la corrupción y por la gran transformación de nuestros pueblos, dando prioridad a los niños para combatir la desnutrición y la pobreza.

El camino para la Gran Transformación está abierto. Su desbroce empezó en 2006 con la propuesta nacionalista de una transformación económica, social y política del país, con justicia, libertad y en democracia.

Este sentimiento de cambio ocurre en medio de mutaciones políticas en las que los movimientos independientes de alcance regional y nacional se imponen sobre los partidos tradicionales. Los idearios y programas de estos partidos ya no están a tono con las exigencias de cambio del modo de crecer y generar riqueza impuesto por el neoliberalismo en las últimas dos décadas. Hay una crisis de partidos y la naturaleza de sus mutaciones es aún impredecible; ocurrirán en medio o como parte de la gran transformación, es decir, de la construcción de una nación, de una comunidad política sin exclusiones, con justicia, libertad y democracia.

Nuestro equipo de la revista comenzó a trabajar en la edición de la revista en el 2006, pero no se publicó por falta de recursos económicos y fue postergado hasta el 2011, con una primera edición extraordinaria por el triunfo en primera vuelta del partido nacionalista peruano, para luego continuar hasta la fecha, en el que ya se publica el número 12 de la revista en forma trimestral.

2.- Cuales son las actuales expectativas de la revista y la política del gobierno del Presidente Ollanta Humala.

Las expectativas de la revista El Nacionalista cada vez está avanzando en la difusión y las propuestas con  inclusión social, el cual nos diferencian de otras revistas, informando los avances del gobierno y combatiendo la corrupción a nivel nacional, procurando siempre en la mejora en cada edición, nuestra revista es única en nuestro país y procuramos lograr el mejor posicionamiento para poder llegar a mas lectores a nivel nacional como internacional.

La política de gobierno se basa en que el Estado peruano ni pertenece ni está al servicio de todos los peruanos. La solución, por lo tanto, no es menos Estado, como se señala en el neoliberalismo, sino más bien un nuevo Estado al servicio de la mayoría de peruanos, y poco a poco lo estamos logrando en estos tres años de gobierno nacionalista.

El Estado no llegaba a todos, era excluyente. Después de casi veinte años de políticas neoliberales, dos son los grandes resultados: por un lado, la mayoría de peruanos carece de un Estado que los represente y los incluya, y por otro, la llamada reforma del Estado, tan mencionada durante el fujimorismo y en la década anterior, se ha concentrado casi exclusivamente en los circuitos por los que discurren los intereses de las grandes empresas y de un reducido grupo de individuos que hoy maneja el país. Las islas de eficiencia y modernidad solo han servido para que una minoría transnacional privilegiada continúe enriqueciéndose. Después de dos décadas queda claro que el interés central no estaba en producir un cambio radical del Estado peruano; es decir, en hacerlo más representativo, inclusivo y justo, sino más bien en privatizarlo para ponerlo al servicio de los grandes grupos económicos, extranjeros y nacionales, y de la corrupción, pero con este gobierno del presidente Ollanta Humala está avanzando con la inclusión social hacia el camino de la gran transformación

El estado sigue trabajando para conseguir los  servicios básicos para una parte importante de la población. Queremos una reforma fiscal que le permita al Estado tener mayores recursos y distribuir mejor y más equitativamente la riqueza que todos los peruanos producimos.    Queremos un Estado eficiente, capaz de atender las demandas sociales y ampliar y consolidar los derechos de los peruanos, que no supo aprovechar, antes, los periodos de bonanza económica. El Estado está llegando poco a poco a las mayorías del país. Los principales sectores estatales en contacto con la mayor parte de la población como Salud, Educación y Transporte. Queremos, por lo tanto, tener un  Estado moderno que promueva el desarrollo económico, en un Estado democrático.

3.- Como evalúa el crecimiento de la revista y la imagen que transmite.

Nuestra revista sigue creciendo y esto nos dice las comunicaciones que tenemos mediante el Facebook y las felicitaciones que recibimos a nivel nacional como internacional y cada vez tenemos más corresponsales nacionales e internacionales, también las comunicaciones con los correos electrónicos cada vez se comunican más personas e instituciones de carácter nacionalista, esto demuestra que nuestra revista tiene más acogida por su contenido de nivel técnico e informativo.

La imagen que transmite nuestra revista es de una posición social inclusiva, con información detallada, con artículos bien preparada por expertos en la materia y las propuestas de desarrollo con inclusión social y la lucha implacable contra la corrupción, la seguridad ciudadana y el crimen organizado.

4.- Existe libertad de prensa en el Perú y cómo actúan los monopolios mediáticos.

La Carta Magna aprobada mediante referéndum del año 1993, en el marco de los Derechos Fundamentales de la Persona Humana, reconoce que toda persona tiene derecho “A las libertades de información, opinión, expresión y difusión del pensamiento mediante la palabra oral o escrita o la imagen, por cualquier medio de comunicación social, sin previa autorización ni censura ni impedimento algunos, bajo las responsabilidades de ley”.

Este derecho debería ser adecuadamente explotado por los diferentes operadores de la opinión pública, pero la propia realidad nos indica que por deficiente preparación profesional y dudosa calidad ética, algunos personajes que tienen en su poder medios de comunicación mal utilizan esta bondad humana y la convierten en un instrumento de coacción o abierta disociación social. Más aún cuando nos ampara la solicitud “sin expresión de causa la información que requiera y a recibirla de cualquier entidad pública…” con lo que la apertura de información de los entes públicos facilita la labor de opinión y expresión.

Las convicciones políticas, filosóficas y religiosas no pueden ser objeto de discriminación en la Libertad de Expresión, siendo una responsabilidad fundamental de los medios de comunicación el de colaborar con el Estado en la educación y sobre todo en la formación moral y cultural, para ello, la Carta Magna estipula como uno de los entes de resguardo de éste bien jurídico la intervención de los Colegios Profesionales, poniendo énfasis en que la prensa, radio, televisión y demás medios de expresión y comunicación social no pueden ser objeto de exclusividad, monopolio ni acaparamiento, directa ni indirectamente por parte del Estado ni de particulares, con lo que la concentración de medios en nuestra patria debería ser rápidamente anulada por el fuero jurisdiccional pertinente, teniendo en cuenta que más del 90 por ciento de los medios escritos están en manos de un monopolio.

En cuanto un periodista o comunicador social en su acto de ejercer la Libertad de Prensa sea encausado jurisdiccionalmente, y que en las diferentes instancias vea lesionado sus derechos a la Libertad de Expresión y afines, tiene las puertas abiertas para reclamar la restitución del derecho conculcado en los fueros garantistas internacionales, las mismas que fueron ratificados por el Perú en una clara garantía al debido proceso y a que los fallos jurisdiccionales nacionales puedan ser validados conforme a criterios discrecionales de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. El mismo que brinda una garantía al personal que diariamente opera bajo la Libertad de Prensa y Opinión.

Finalmente, la Convención Americana sobre Derechos Humanos, suscrita en San José de Costa Rica el 22 de noviembre de 1969, en la Conferencia Especializada Interamericana sobre Derechos Humanos, y aprobado por nuestra patria mediante Decreto Ley Nº 22231 del 11 de Julio de 1978 con vigencia desde Julio del mismo año, con respecto a la Libertad de Pensamiento y Expresión, comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideración de fronteras, oral, escrito, o artístico.

Prohibiendo expresamente la restricción al derecho de expresión por vías o medios indirectos, tales como el abuso de controles oficiales o particulares de papel para periódicos, de frecuencias radioeléctricas, o de enseres y aparatos usados en la difusión de información o por cualesquiera otros medios encaminados a impedir la comunicación y la circulación de ideas y opiniones. Claro que se prohíbe la propaganda en favor de la guerra y apología del odio nacional, racial o religioso que constituyan incitaciones a la violencia o cualquier otra acción ilegal similar contra cualquier persona o grupo de personas, por ningún motivo, inclusive los de raza, color, religión, idioma u origen nacional.

En el país, los medios de comunicación han sido tradicionalmente controlados por unos cuantos grupos familiares y por el Estado durante el siglo XX. El primer gran cambio en este tema se dio en 1968. Se anunció inicialmente que se los entregaría a los sectores sociales organizados, pero en la práctica fueron confiscados para ponerlos al servicio del gobierno militar.

Este experimento fracasó y la primera medida del gobierno democrático de Belaunde en 1980 fue devolver los medios confiscados a sus antiguos propietarios. En este contexto, nuevos actores políticos hicieron su aparición al mando de los medios de comunicación. La libertad, pluralismo y competitividad de los medios entrarían en serio entredicho en los años noventa con el régimen autoritario de Fujimori encabezado por Vladimiro Montesinos, quien llegó a comprar la línea editorial de muchos de los principales medios escritos y audiovisuales.

La transición democrática de 2001 no fue aprovechada por los gobiernos de Paniagua y Toledo para revisar las concesiones de frecuencias de transmisión a aquellos empresarios de la radio y televisión peruana que convirtieron un servicio público en un servicio particular. Hubo en ese momento amplio apoyo de la población para retirar las licencias a aquellos operadores que desvirtuaron este servicio. En julio de 2004 se aprobó la Ley de Radio y Televisión (LRTV) sin que se establecieran mecanismos ni entidades que pudiesen hacer frente a las tendencias hacia la concentración y escaso pluralismo. Dicha ley creó el Consejo Consultivo de Radio y Televisión (CONCORTV), un órgano autónomo de carácter consultivo que produce información interesante, pero que no tiene poder alguno para regular el desarrollo de los medios.

En la actualidad, los medios de comunicación están en propiedad de unas pocas manos (incluso la propiedad de varios tipos de medios), el grupo del comercio lo que ha configurado un cuasi oligopolio mediático que atenta contra el derecho de libertad de expresión y el de una información adecuada para la población.

5.- Como ve el próximo escenario político peruano y que propone vuestra revista.

El escenario político,  un análisis:

En las  elecciones presidenciales del 2011 Luis Castañeda quedó quinto entre los cinco principales candidatos, obtuvo 9.8% de los votos, después de encabezar las encuestas durante casi todo el año 2010. El APRA sólo ha logrado cuatro representantes en el nuevo Congreso, el número más bajo en toda su historia. Alex Kouri no pudo pasar la valla del 5% y quedó fuera de la representación parlamentaria. Lourdes Flores fue parte del frente que apoyó a Keiko Fujimori, y ella misma fue vencida por Susana Villarán en las elecciones municipales en Lima, de fines del año pasado. Todos fueron derrotados sin ambigüedades.

Alan García, que debió mantener una prudente neutralidad en ambos procesos electorales no sólo apoyó a los candidatos de la derecha, sino que utilizó todo su poder para impedir que ganen los candidatos de izquierda. Fracasó en toda la línea, perdiendo cara frente a los grandes empresarios a quienes les prometió impedir el triunfo de la persona que él no quería. El cardenal Cipriani, también abandonó su neutralidad, y desde su púlpito dirigió una campaña contra Humala y antes contra la actual alcaldesa, intentando poner a la iglesia al servicio de los intereses retrógrados del Opus Dei. Su odio a lo nuevo y a los cambios lo llevó incluso a atacar a nuestro premio Nóbel Mario Vargas Llosa, sólo por expresar su preferencia por la izquierda democrática.

El grupo El Comercio fue la punta de lanza mediática de este gran frente de la derecha conservadora y antidemocrática, dejando chiquitos a Correo, Expreso y La Razón, fujimoristas de siempre, y sin ninguna credibilidad. Abandonaron su compromiso con la verdad y la información veraz, faltándoles el respeto a sus televidentes y lectores; dejaron de lado toda ética profesional, mintiendo y manipulado la información.

Los despidos de Fernando Ampuero, Augusto Alvarez Rodrich y de todo su equipo de periodistas, en el caso de los petroaudios, y más recientemente de la gerenta del Canal N y de la periodista Rosa María Palacios, por el delito de decir la verdad, guardar un mínimo de equilibrio y ser democráticos, son una prueba de su traición al periodismo serio. Detrás de ellos han estado moviéndose, no tan en las sombras, un par de grupos económicos y algunas empresas mercantilistas que quieren mantener sus privilegios, y sus abultadas sobre ganancias, impidiendo cualquier cambio en el statu-quo.

No les importa estar rodeados de un mar de pobreza, ni que los conflictos sociales vayan en aumento, para eso está el gendarme García y sus 103 muertos en estos últimos cinco años. Ellos son los corruptores, los que compran a los presidentes, ministros, congresistas, jueces, policías y militares; son los responsables de que la “plata llegue sola”.

¿Qué tienen en común todos ellos, más allá de sus ideas conservadoras y reaccionarias?, pues que están involucrados en serios actos de corrupción. Son una alianza entre los corruptos y los corruptores, y los medios que los defienden, a los que también les llega la plata que camina sola.

Este es el eje que aglutina a este gran frente de derecha, y es por esta razón que han perdido en los dos últimos procesos electorales. Ya no es cierto que el pueblo acepta pasivamente la corrupción, y que apoya “a los que hacen obras, aunque roben”; sino miremos la popularidad del presidente García. Esta ha sido una de las grandes revelaciones de las últimas elecciones, y ciertamente nos debe llenar de optimismo. La derecha tiene el poder del dinero y de una parte de los medios, pero no tiene el apoyo ni el corazón de la gente.

Por eso no hay que hacerle demasiado caso a la derecha y menos tenerle miedo; si bien en lo táctico son fuertes en lo estratégico son débiles. Si ellos persisten en no aceptar su derrota, no hacen una seria autocrítica y no se adecuan a los nuevos tiempos están arriesgando dos escenarios: el de Jaime Bayly, que fue abandonado por su audiencia cuando decidió ser un mercenario
Lo único que tienen que hacer los dos ganadores de las últimas elecciones, Susana Villarán y Ollanta Humala, es ser fieles a sus programas, mantenerse unidos a pesar de los intentos que va a hacer la derecha (que en eso es muy buena), ganarse a todos los aliados posibles,

La revista El Nacionalista propone una contienda electoral transparente para estén 5 de octubre y así bridarles una información veraz en este proceso electoral que se acercan como son les elecciones regionales y municipales y que los monopolios de la información no sigan perjudicando al país con posiciones de interés personales, queremos una contienda limpia y con información veraz y no parcializada. Link, http://issuu.com/jhuanjo5/docs/ollanta-11

.

Compártenos y Síguenos!!:
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Google Bookmarks
  • MySpace

{ 1 trackback }

Previous post:

Next post: