El humor politico y la mordaza

5 febrero, 2015

Imagen-Dirigentes de Asociaciones Ecuatorianas de toda Espana se reuniran en Sevilla

Por Victor Hugo Vinueza.

En Ecuador, prohibir es la palabra estrella del gobierno para intentar controlar y negar la opinión de los opuestos: vía decretos, leyes, inteligencia, trolls, publicidad. Todo un aparato al servicio del mal humor y del interés individual.

La gama de posibles condenados va más allá de que los que se reúnen, hablan de política; los que expresan su inconformidad en las calles; hacen caricaturas, grafitis. Ahora, el presidente Correa pretende impedir que las redes sociales dejen de colocar memes que provoca reflexión crítica con humor a los hechos, personajes y acontecimientos de la coyuntura política.

Varios de los memes lo único que exponen con humor es que el autoritarismo presidencial está desgarrando la supuesta invencibilidad del régimen. Se fracciona la dictadura de la verdad impuesta a través de la publicidad en los medios de comunicación públicos y privados, crece la inconformidad y, la gente va perdiendo el miedo a expresarse en las calles.

La acción obrera y popular, pincho la burbuja de fantasías ideológicas, puso en evidencia que las diferencias de clase están presentes, la desigualdad social, existe, que la mentada “revolución ciudadana” existe solo en el marketing político financiado desde el poder.

Pretender que el humor y la sátira política deje de ser una herramienta para sostener la alegría del pueblo, no tiene nada de democrático. Usar el insulto y la descalificación pública para intentar negar la capacidad creativa de las personas y su derecho de opinión y expresión pone de manifiesto la desesperación del gobierno de defenderse con puños y dientes ante el creciente descontento a la política persecutoria, prepotente y la negación de derechos y libertades que se manifiesta desde las altas esferas gubernamentales.

Querer impedir la capacidad de las personas para encontrar aspectos cómicos a realidades de la vida, de la política, incluso de las tragedias, es desconocer que la risa es parte esencial de la condición humana. Los “prudentes” funcionarios deben comprender que es humano manifestar con humor los sentimientos y opiniones. Desconocer y, peor, buscar judicializar a hombres y mujeres que tienen la maestría, a través de la palabra, el dibujo, la caricatura, los “memes”, etc. de recrear los actos y hechos confirma que estamos regresando al pasado oscuro y represivo, que la mordaza busca impedir la libre expresión humorística ahora en las redes sociales.

Impedir a través de la resistencia social que el autoritarismo nos regrese al pasado donde se prohibía la caricatura o la parodia, es un derecho de todos y todas.

Fuente:  lalineadefuego.info

Compártenos y Síguenos!!:
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Google Bookmarks
  • MySpace

{ 1 trackback }

Previous post:

Next post: