El microcósmos narrativo y universal de Arturo Prado Lima

13 febrero, 2015

Por Antonio Ros Soler

La Rubia de Hamburgo y otros relatos elementales, de el escritor colombiano Arturo Prado Lima, radicado en Madrid desde el 2001, es un libro universal en todo el sentido de la palabra. Los personajes de estos cortos relatos son gente común que se puede encontrar en Moscú, en Berlín, Madrid, Lima, Caracas, Bogotá o Quito; en un frente de guerra, en el corredor de la muerte de una prisión de Miami, en el lecho de una cama inmunda, en una calle de Praga, en una casa de campo de Chambú (Colombia), en su pueblo natal. También hay personajes especiales dentro y fuera de los sistemas en que residen.

Y es universal porque las situaciones narradas van desde lo intangible a lo tangible, de la fealdad a la belleza, del dolor a la alegría, desde la nostalgia al olvido; es universal porque toca la guerra y la paz, a la mujer y al hombre, al creyente o al ateo, al mundano y al local, a la víctima y al victimario, a lo público y lo privado, a lo ancho y a lo largo, a la lluvia o la sequía… Historias comprimidas pero no despojadas de emociones, mini relatos que parecen sinopsis de grandes tragedias o comedias, o esbozos de impensables novelas aún por escribir, a veces colgadas de la sima afilada de nuestro ensueño o en la umbría cornisa del archivo que no desearíamos descubrir.

Representan el esquemas del ser humano retratado en su diversidad, en su arraigo o desarraigo, reducido en su prisión o desperdiciando su libertad; historias condesadas, pero con un principio y un final que delimitan un tiempo concreto e irrenunciable…

Es un libro de narraciones completas, si, pinceladas a uno y otro lado de los océanos, con tonalidades que van del negro al blanco o viceversa y del interior al exterior de las naciones, sin declinar la historia intermedia que insertan sus propios protagonistas, seres humanos que reflejan nuestros aciertos y nuestros fracasos, esas luces y sombras de nuestra lucha y resistencia en pro de la vital existencia de los pueblos.

Leer estos Relatos elementales es también atravesar la realidad de estos tiempos convulsos; y es, del mismo modo y manera, un ejercicio de comprensión válido para hallar muchos porqués en la marcha del mundo contemporáneo.
Estos relatos son, parafraseando a Julio Cortázar: Elementales relatos, elevados a la pincelada de la instantánea visión de una fotografía, con los elementos necesarios de una buena postal.

Compártenos y Síguenos!!:
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Google Bookmarks
  • MySpace

{ 1 trackback }

Previous post:

Next post: