Occidentalizacion VS Islamizacion

18 febrero, 2015

Imagen-Teoria y Practica del Poder

Por Atawallpa Oviedo Freire

La lucha de los islamistas es terrorista, loca, ingenua, colonialista, defensiva…?

El auto-atentado del 11 de septiembre contra los torres gemelas en Nueva York fue el punto de inflexión para que EE.UU. se lance a la batalla definitiva por la occidentalización de los islamistas, en una guerra que ya lleva más de 2.000 años entre cristianos-helénicos-judíos e islamistas. La misma que no parará hasta que hayan logrado colonizar su territorio, como ya lo hicieron con el África, América y Oceanía, solo faltándoles el Asia. Pero no han podido hasta ahora[1]. Invadieron la India y estuvieron a punto de conseguir su occidentalización pero finalmente fueron derrotados y expulsados, como de igual manera en Vietnam y en otros territorios del Asia Oriental. Ahora su propósito inmediato es el Asia Occidental, donde viven sus antiguos hermanos e hijos de su padre Abraham pero que luego devinieron en sus acérrimos enemigos.

La diferencia entre los Indios o Hindúes con los islamitas, es que no hay entre éstos últimos un Mahatma Gandhi que logre unificar a los pacifistas[2] para derrotar a los occidentales y evitar su colonización helénico-cristiana-judía. Por el momento son los más violentos y extremistas del islamismo los que han tomado la posta. Están aprovechando de la situación para llevar el agua a su molino, lo que es también la islamización de todo el mundo. Algo que también aspira el judaísmo, que asimismo entre sus mitos fundantes tiene como su misión de vida la expansión de su “verdadero dios” y de la “verdadera civilización”. Es decir, las 3 grandes religiones monoteístas desde su origen tienen el propósito de monoteizar el mundo entero según la misión que les ha entregado su dios, al ser el “pueblo elegido” para ello. Misión que viene desde el patriarca Abraham (antigua Irak-Irán[3]) hace unos 5.000 años, y que fue el padre de las tres religiones monoteístas que se pelean entre ellas por monoteizar o patriarcalizar todo el planeta.

Luego de la pelea y separación entre los hijos del abrahamismo o patriarcalismo, en estos últimos 2.000 años los islamistas son los que más se han extendido por Europa y Asia, tomando gran fuerza y protagonismo, por lo que decidieron unirse griegos-latinos-cristianos con los judíos para enfrentar en distintas formas la islamización del mundo. Además ahora es más fuerte y decisorio un ataque final contra el islamismo ya que tienen en su territorio las mayores fuentes de petróleo del mundo, elemento indispensable para la obtención de más recursos económicos que permitan avanzar en la occidentalización del Asia Occidental y luego la Oriental (globalización). Y de otra parte, son imprescindibles esos dineros cuando el occidentalismo está atravesando una aguda crisis a todo nivel. Los islamistas están conscientes de que esta lucha persigue su occidentalización y al mismo tiempo detener su proceso de islamización del mundo, pero han reaccionado de distintas formas desde las más pacifistas hasta las más violentas (Estado Islámico). Estos últimos, como una respuesta o reacción al mismo nivel de violencia enviada desde occidente, especialmente por los presidentes Bush[4] contra Irak y Afganistán. El Estado islámico-Boko Haram y EEUU-Israel son las dos caras de la misma moneda extremista.

Esta guerra de facciones del monoteísmo no parará hasta que uno de ellos termine colonizando al otro, o hasta que algún día aprendan a vivir en la diversidad. De hecho ciertos grupos ya lo proponen, así la corriente sufista entre los islamistas o los grupos esotéricos de Europa y EE.UU., los mismos que tienen mucha influencia del budismo, del hinduismo y del indianismo, con sus concepciones más espirituales[5] que religiosas. Aquí es muy importante diferenciar entre religión y espiritualidad, pues desde el occidocentrismo se habla de religiones en general, cuando desde la alteridad hay diferencia entre religión y filosofías de vida como son las visiones espirituales de los pueblos orientales y amerindios. Las religiones son expresiones piramidales-monoteístas (separatistas) y las filosofías espirituales son manifestaciones espirales-pluriteístas (holistas). Las religiones son antropocéntricas-mecanicistas y las no-religiones son animistas-vitalistas.

Siendo está la contradicción global y principal entre dos paradigmas de vida diferentes y excluyentes, que en el un caso aúpan por la colonización occidental (globalización) y en el otro por su descolonización patriarcal-monoteísta; y la oposición complementaria es entre izquierda y derecha, que es el acto de emancipación política del sistema capitalista. Esto es, la contradicción raigal es entre el patriarcalismo dogmático, logocéntrico, materialista, depredador, capitalista[6], y la resistencia de los pueblos matriciales, integrales, complementarios, vitalistas y comunitarios que se defienden de la monoteización en todas sus formas, llámese monarquismo, republicanismo, presidencialismo, neoliberalismo, desarrollismo, y todas las expresiones más fundamentalistas del occidentalismo.

Cuál es la estrategia del occidocentrismo contra el islamismo?

Pues la misma de siempre, la que han aplicado en los territorios colonizados actualmente en todo el mundo, esto es la invasión y las peleas internas ente pueblos hermanos. Como sucedió en Amerindia, en que invadieron directamente su territorio y por otro lado metieron cizaña y traición para dividirlos con el propósito de que se peleen entre pueblos originarios. Y eso hicieron, al invadir Irak y Afganistán, o al dividirlos entre facciones pro-estadounidenses[7] y pro-rusas como en el caso de Siria, Turquía, Ucrania, o en el caso de Libia entre facciones tribales ancestrales. De esta manera, terminará todo el Medio Oriente destruido, luego de lo cual será necesaria su reconstrucción y para ello entrarán las trasnacionales trayendo el desarrollo y el progreso del primer mundo, consecuentemente exportando sus paradigmas de vida lo que implicará su colonización, es decir, su occidentalización.

De esto ahora es consciente el Partido de los Trabajadores de Kurdistán por lo que han cambiado sus perspectivas y visiones por ende sus medios y objetivos de lucha. Saben que lo que quiere occidente es más división entre los islamistas para luego controlarles más fácilmente. Ante esta situación han constituido la Unión de Comunidades del Kurdistán, entendiendo que no solo se trata de su independencia económico-política, sino de su descolonización patriarcal-monoteísta. Para ello han rebasado las posiciones de la izquierda tradicional y se han transformado de un partido marxista-leninista en un movimiento socialista comunitario. Concomitantemente han desarrollado una nueva ideología que se llama confederalismo democrático, que “no prevé solamente la autodeterminación de los pueblos kurdos, turcos, armenios, árabes y persas, sino que también apuesta a construir una manera de organización comunitaria desde la base, donde todos podamos vivir en armonía con la naturaleza, donde hombres y mujeres sean realmente iguales”[8]

Y esto es lo que todavía no entiende la izquierda en occidente y sus periferias. Es la izquierda andina que convive con formas comunitarias de vida, en que si no rebasan su visión marxista-leninista y se transforman en un movimiento comunitario, serán rebasados por la historia y por los grupos de ideología y conciencia horizontal, consensual (EZLN) o confederada, que están tomando la guía.

Esto implica una indianización total, que no quiere decir la andinización o masificación de la cultura indígena andina u otra – que sería el otro lado de lo mismo -, sino el despertar de todos los indios del mundo, es decir, de todos los pueblos que han sido colonizados por occidente y se han transformado en su alteridad. Es decir, la resistencia al occidentalismo que consideró a todos los pueblos no-occidentales como salvajes y los indianizó a todos desde una óptica racista al crear la superioridad de los “blancos” sobre todos los demás. Entonces la disputa es entre occidentalización (en la que se incluyen de alguna manera los islamistas) y su avance depredador de la naturaleza y del ser humano, y la indianización de los hijos de la tierra que viven en armonía y complementariedad con la madre tierra y sus hijos de todas las formas y presentaciones. O sencillamente, entre globalización y uniformización monocultural, y diversidad o pluriculturalidad.

NOTAS
[1] El occidentalismo tiene su origen en la unión monoteísta de los judeo-cristianos con la monocracia oligopólica griego- romana, quienes conquistaron primero Europa y desde ahí se lanzaron a todo el mundo.

[2] Hay una gran diferencia entre el pacifista de Gandhi y Nelson Mandela. Los hindúes lograron evitar su occidentalización y por el contrario los sudafricanos se han occidentalizado. Si bien el Congreso Nacional Africano logró desmantelar el sistema de gobierno, se mantiene el mismo sistema político, económico, jurídico, educativo de tipo occidental, al contrario de la India que han mantenido sus culturas y filosofías de vida. De ahí que a la muerte de Mandela fuera tan alabado por occidente, pues él tan solo buscó la eliminación del apartheid mas no la eliminación de la occidentalización, siendo ahora prácticamente muy difícil su descolonización. Y esa fue la misma situación de las luchas de Independencia en Latinoamérica, que buscaban una independencia política de Europa más no una independencia cultural del eurocentrismo. Como de igual manera el caso de la izquierda que no está entre sus objetivos la des-occidentalización, como el caso de los gobiernos progresistas – actualmente en el poder – que no tienen en su mira la descolonización, salvo un poco Morales en Bolivia. De ahí el fracaso de la las luchas de la izquierda, pues no se han zafado o emancipado de su deriva eurocentrista.

[3] Considerada por Occidente mismo como la cuna de la civilización

[4] La invasión a Irak en el 2003 perpetrada por EE.UU. y sus aliados fue un error y contribuyó al surgimiento del grupo extremista Estado Islámico (EI), aseguró el premio nobel de la paz y ex secretario general de la ONU, Kofi Annan. Agencia Tass, 8 feb 2015.

[5] De ello son conscientes las élites occidentalistas y han empezado una gran persecución a estos movimientos espirituales y alternativos acusándolos de sectas.

[6] El capitalismo-imperialismo es una parte o un elemento más dentro de la occidentalización o colonización del primer mundo

[7] Recordemos que Al Qaeda fue creado y apoyado por la CIA para dividir a los islamistas pero luego Bin Laden se dio cuenta que no era utilizado solo para luchar contra el comunismo sino para la occidentalización de los árabes y se viró contra ellos, para finalmente ser eliminado por occidente.

[8] Entrevista a Mehmet Dogan, periodista, documentalista y antropólogo kurdo, enero 30, 2015, Libre Red.

Fuente:  lalineadefuego.info

Compártenos y Síguenos!!:
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Google Bookmarks
  • MySpace

{ 1 trackback }

Previous post:

Next post: