Resurge polémica en EU sobre proceder de policías tras golpiza a un afroestadunidense

23 marzo, 2015

Imagen USA: Estados Unidos: Marcharan proximo 1 de mayo en Arizona a favor de inmigrantes y trabajadores
Sábado 21 de marzo de 2015, p. 25.
Washington.

La violenta detención de un estudiante afroestadunidense afuera de un bar en el estado de Virginia dio lugar a una investigación sobre las prácticas policiales en la ciudad de Charlottesville, al tiempo que alimenta el debate acerca del trato que las autoridades de Estados Unidos dan a los jóvenes negros.

La madrugada del miércoles, Martese Johnson, de 20 años, estudiante de la Universidad de Virginia, vio negada su entrada a un bar irlandés cerca del final de las celebraciones de San Patricio en Charlottesville.

Policías blancos del Departamento de Control de Bebidas Alcohólicas lo golpearon y luego lo arrojaron al suelo, herido y con sangre en el rostro.

de Johnson sangrando e imágenes violentas del arresto, en las que se ve a oficiales sujetándolo en el suelo, se multiplicaron en las redes sociales.

Más de 300 personas se reunieron la noche del viernes en la universidad para protestar por esos sucesos. Estoy horrorizado de que me golpearan la cara contra el pavimento, aseveró el jueves Johnson a través de su abogado, Daniel Watkins.

La policía acusó a Johnson de dirigirse de forma irreverente a las autoridades y de obstrucción a la justicia sin violencia.

Sin embargo, el abogado Watkins dijo que el incidente resultó de una confusión por el documento de identificación que usó Johnson para intentar ingresar al bar, pero el estudiante no utilizó uno falso.

Tras serle negado el ingreso, Johnson fue arrojado al suelo. Su cara y cabeza sufrieron heridas que requirieron cirugía.

Este incidente se produce en una época especialmente sensible por varios casos de violencia de policías contra jóvenes estadunidenses. El caso más sonado tuvo lugar en agosto del año pasado, cuando Michael Brown, joven negro desarmado, fue abatido por agentes blancos en Ferguson, Misuri.

En este ambiente, el diario Austin American-Statesman informó que los empleados de varios negocios de la capital de Texas –considerada una isla progresista en un estado tradicionalmente conservador– han encontrado calcomanías que dicen exclusivamente para gente blanca, pegadas por sujetos desconocidos, lo cual generó una investigación sobre su origen y una condena del alcalde Steve Adler.

Los mensajes fueron atribuidos a un inexistente programa de partición contemporánea y restauración de la ciudad de Austin, y llevan el logotipo del gobierno local.

Raúl Álvarez, presidente de la junta de Conservación de Austin del este, dijo que los letreros engomados son probablemente una reacción al aburguesamiento en el área.

En el estado de Florida, mientras tanto, tres policías fueron despedidos y uno más renunció por haber compartido mensajes de texto y un video con contenidos racistas, informó el Departamento de Policía de Fort Lauderdale.

La conducta de los cuatros agentes incluyó el intercambio de mensajes de texto racistas entre ellos y ex agentes de policía, informó el jefe policial, Frank Adderley.

En Misispi, autoridades federales y estatales investigan la muerte por ahorcamiento de un afroestadunidense desaparecido hace dos semanas. La policía local reportó ayer que el hombre fue hallado colgado de un árbol, sin que hubiera indicios de suicidio.

Fuente: jornada.unam.mx

Compártenos y Síguenos!!:
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Google Bookmarks
  • MySpace

Previous post:

Next post: