No hay peor ciego… que el que no quiere ver

24 marzo, 2015

Por Stalin Vargas Meza.

Causa risa e indignación escuchar al presidente Rafael Correa que la Marcha del 19 de marzo fue un fracaso. ¿Será que la prepotencia, el autoritarismo no le deja ver que la gente está perdiendo el miedo y que ya no le justifica su política?

Las encuestas de las que tanto habla el Presidente ahora muestran que su palabra y credibilidad está bajando, que el 81,2% de la población quiere consulta popular sobre la reelección presidencial, que la primera preocupación de la gente es la corrupción del actual gobierno, que la Asamblea Nacional no tiene credibilidad.

Pese a que ahora nos vigilan con las cámaras de seguridad en los buses, taxis o calles del país, a la presencia de los llamados “veedores” en los barrios, comunidades y reuniones, la gente expresa su desacuerdo con la política antipopular, represiva del gobierno correísta.

Y es que la gente no está de acuerdo con el doble discurso del Presidente, porque dice una cosa bonita para que escuche la gente, pero hace otra cosa. Veamos algunos elementos:

Pregona la mejor educación del mundo, pero miles de jóvenes no pueden ingresar a las universidades, miles de docentes no tienen incremento salarial, cientos de escuelas apenas tienen 5, 10 computadoras para que utilicen más de 500 estudiantes, cientos de maestros no pueden jubilarse voluntariamente.

Manifiesta que el trabajo debe estar sobre el capital, pero se despide a trabajadores, la flexibilización laboral sigue vigente con otro nombre, se afecta a la organización sindical dividiéndola y creando otras que responden al interés del régimen, los incrementos salariales no cumplen lo señalado por la Constitución (salario de la dignidad).

Dice que las salvaguardias solo perjudican a los que compran cosas importadas, pero en la realidad quienes vamos al mercado a realizar las compras vemos cómo han subido los precios de los artículos de primera necesidad.

Que el Ecuador es un país que respeta los derechos humanos y la libertad de expresión es parte de la parrilla publicitaria de todos los días, la realidad es que decenas de luchadores populares son perseguidos y enjuiciados por terroristas y saboteadores, el mismo Presidente ordena a quien detener, a quien enjuiciar, insulta, estigmatiza.

Estas son algunos elementos por los que el 19 de marzo salieron a las calles trabajadores, jóvenes, maestros, campesinos, indígenas, pequeños comerciantes, amas de casa. No fueron 4 pelagatos, fueron miles de voces que nuevamente recogieron la consigna del “Pueblo unido jamás será vencido”, miles de voces que en el país dijeron ¡Fuera Correa, Fuera! Son voces de una población cansada de tanta propaganda y de que los beneficiarios del régimen sigan siendo los banqueros y empresarios.

No ver esto e insistir en que la jornada del 19M fue un fracaso es no vivir la realidad.

Fuente: ecuadorlibrered.tk

Compártenos y Síguenos!!:
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Google Bookmarks
  • MySpace

Previous post:

Next post: