Halma Lujan y el sincretismo cultural en Madrid

30 abril, 2015

Por Arturo Prado Lima.

La pintora mexicana Halma Lujan expone sus sueños, sus ilusiones, su crítica social y hasta sus pesadillas sociales en la Biblioteca Rafael Alberti de Madrid. Y junto a sus pinturas y sus esculturas se dan cita poetas y cantores, dramaturgos, periodistas y público en general para celebrar esta fiesta de la imaginación y el color que es en sí la obra de Halma Lujan.

Este es un arte que convoca. Alrededor de ella, de su obra, gira un grupo de poetas que escriben sobre sus cuadros y cuelgan sus poemas junto a sus exposiciones, una nueva manera de mirar el arte no como pieza separada del gran universo creativo, sino más bien como parte de él donde lo uno no puede existir sin lo otro, como lo dictamina la eterna Ley de los contrarios.

Sólo de esta manera un cuadro puede ser cantado, un poema pintado, una escultura diluida en la trama de una novela. Es quizá, uno de los grandes aportes al arte en estos momentos de Halma Lujan, fundamentalmente cuando los que la acompañan en sus exposiciones son de diferentes razas, religiones, diferentes políticas, diferentes deseos diferentes países y diferentes mundo, cada cual con su microcosmos de la vida y la muerte, la fiesta y el dolor, el aquí y el ahora. Sincretismos alucinados, visiones cercanas y lejanas que dejan en el espectador la sensación de haber estado en otra parte, en otro espacio, en otros lugares donde nunca antes habían estado, de haber mirado lo que nunca antes habían visto y sentido lo que nunca antes jamás habían sentido.

Y cómo nunca, Halma Lujan ha promovido la solidaridad entre los artistas. En derredor de su obra gira un mundo de sentidos dispersos, de sueños adolescentes, de lluvias más antiguas que el mismo universos mezclados con las mil carteas de la hipocresía del mundo globalizado. Y los espectadores y los artistas que la acompañaron en Espacio Ronda, en la Biblioteca de Móstoles y en la Rafael Alberti habrán sentido otra forma de solidarizarse con su compañera, otra forma de reírse del mundo “civilizado”, del “Orden establecido”, del genocidio cultural rampante.

En fin. Vaya y mire la obra de la mexicana Halma Lujan. Estará hasta en 10 de mayo en la Biblioteca Rafael Alberti. Después de esa visita, le aseguro, Usted ya no será el mismo.

Compártenos y Síguenos!!:
  • Bitacoras.com
  • StumbleUpon
  • Google Bookmarks
  • MySpace

{ 1 trackback }

Previous post:

Next post: