herencia

Estimados hijos espero que cuando lean estas cartas yo haya muerto y mi cadáver yazga marmóreo sin halito sobre la alfombra azul del cuarto de la casa de vuestros abuelos. Donde disteis los primeros pinitos y yo exhalare mis postreros ¡ayees!. Es mi afán y personal decisión pasar a la eternidad antes que la nueva [...]

{ 1 comment }