Munich

Quiero que vayamos a mi castillo, dijo Malena Barreiro, que acababa de llegar de Munich. Le habían asignado ese castillo a diferencia mía, que me dieron un hotel para vivir cuatro días. Malena se sentía naufraga en el castillo berlinés y no quiso pasar ni una noche sola. Cuando supo que Estlanda, una de las [...]

{ 0 comments }